LECCIÓN: FRUTOS DE LA CONFIANZA EN DIOS

LEAMOS HOY 3 DE NOVIEMBRE 2 CRÓNICAS 20.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Al día siguiente madrugaron y fueron al desierto de Tecoa. Mientras avanzaban, Josafat se detuvo y dijo: Habitantes de Judá y de Jerusalén, escúchenme: ¡Confíen en el Señor, y serán librados!  ¡Confíen en sus profetas, y tendrán éxito!” (Ver. 20).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 CRÓNICAS 20.-

Al final del reinado de Josafat, su reino pretendió ser invadido por un ejército compuesto por amonitas, moabitas, sirios y edomitas. Ante este poderoso enemigo, Josafat no confió en su ejército, ni en las ciudades amuralladas, sino por convocó a todo el pueblo a reunirse en la entrada del templo para suplicar por auxilio. El Espíritu del Señor vino sobre Jahaziel, hijo de Zacarías, quien, en nombre del Señor, les dijo que no debían tener temor, porque la batalla sería encabezada por Dios mismo, y que ellos solo debían observar cómo Dios destruiría ese ejército poderoso. A la mañana siguiente, Josafat declara: “Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed a Jehová vuestro Dios, y seréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados” (Ver. 20). Josafat confió en la promesa profética y puso a la cabeza del ejército a los cantores descendientes de Coat y Coré para que cantaran la frase: “Den gracias al Señor; su gran amor perdura para siempre”. El tener fe en Dios proporciona confianza y seguridad. Si confiamos en la Palabra Profética tendremos éxito en todas las áreas de nuestra vida.

CITA SELECTA.-

“Temprano por la mañana se levantaron y fueron al desierto de Tecoa. Mientras avanzaban a la batalla, Josafat dijo: “Oídme, Judá y moradores de Jerusalem. Creed a Jehová vuestro Dios, y seréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen a Jehová, y alabasen en la hermosura de la santidad.” 2 Crónicas 20:14-21. Estos cantores iban delante del ejército, elevando sus voces en alabanza a Dios por la promesa de la victoria. Era una manera singular de ir a pelear contra el ejército enemigo, eso de alabar a Jehová con cantos y ensalzar al Dios de Israel. Tal era su canto de batalla. Poseían la hermosura de la santidad. Si hoy se alabase más a Dios, aumentarían firmemente la esperanza, el valor y la fe. ¿No fortalecería esto las manos de los soldados valientes que hoy defienden la verdad? 

(PR 149).

ORACIÓN:

PADRE DE BENDICIONES. TE PEDIMOS QUE NOS AUMENTES LA FE PARA TENER CONFIANZA. ASÍ COMO JOSAFAT CREYÓ EN TI. QUE NOS INTERESEMOS DIARIAMENTE POR CONOCER LO QUE NOS DICEN TUS PROFETAS POR MEDIO DE LA BIBLIA Y EL DON PROFÉTICO. POR JESÚS, AMÉN.