LECCIÓN: NO REPETIR LOS ERRORES DE AMASÍAS

LEAMOS HOY 8 DE NOVIEMBRE 2 CRÓNICAS 25.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: ·Si usted va con ellos, Dios lo derribará en la cara misma de sus enemigos aunque luche valerosamente, porque Dios tiene poder para ayudar y poder para derribar”. (Ver. 8).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 CRÓNICAS 25.-

El historiador bíblico narra cuatro errores del rey Amasías: 1) Contrató por 3,300 kilos de plata a 100,000 soldados de Israel, para ir a la guerra. Nunca antes un rey de Judá había contratado mercenarios para ir a la guerra. Amasías olvidó la promesa que: “cinco de vosotros perseguirán a cien, y cien de vosotros perseguirán a diez mil, y vuestros enemigos caerán a espada delante de vosotros (Lev 25:8). Cuando Amasías separó a los mercenarios contratados, atacaron ciudades de Judá, y se llevaron un gran botín; 2) Idolatró a dioses que no pudieron defender a sus adoradores. Después que Amasías conquistó a los edomitas, en vez de ofrecer holocaustos y adorar a Dios por otorgarles la victoria: “se llevó consigo los dioses de los habitantes de Seír y los adoptó como sus dioses, adorándolos y quemándoles incienso”; 3) Rechazo el mensaje que el profeta le traía de parte de Dios, y lo amenazó con quitarle la vida; 4) Enfrentarse con sus hermanos del norte. Dios prohibió la guerra entra los habitantes de Judá (Sur) y sus hermanos del Israel (Norte) en tiempo de Roboán. Incluso Joás, rey de Israel le aconsejó: Tú te jactas de haber derrotado a los edomitas; ¡el éxito se te ha subido a la cabeza!  Está bien, jáctate si quieres, pero quédate en casa. ¿Para qué provocas una desgracia que significará tu perdición y la de Judá? (Vers. 19). Amasías fue derrotado y humillado por el ejército del Norte. No obstante, Dios lo perdonó y reinó quince años más.

CITA SELECTA.-

“¡Cuán numerosos son los que se privan de las ricas bendiciones que Dios les reservaba en lo que se refiere a la salud y los dones espirituales! Muchas almas hay que luchan por alcanzar grandes victorias y bendiciones especiales para poder cumplir grandes hechos. Para alcanzar su propósito, creen que es necesario agotarse en oraciones y lágrimas. Cuando esas personas escudriñen las Escrituras con oración, para conocer la expresa voluntad de Dios, y luego la cumplan de todo corazón y sin ninguna reserva o complacencia propia, entonces hallarán descanso. Sus angustias, sus lágrimas y sus luchas no les procurarán el descanso que anhelan”.

(3JT 365).

ORACIÓN:

PADRE. TE PEDIMOS QUE NUESTROS ERRORES SEAN BORRADOS POR LA SANGRE DE CRISTO. QUE TE CONSULTEMOS ANTES DE TOMAR DECISIONES, Y VALENTÍA PARA RETROCEDER CUANDO NOS ADELANTAMOS A TUS PLANES. POR JESÚS, AMÉN.