LECCIONES: ERRORES Y VIRTUD DEL REY JOTÁN

LEAMOS HOY 10 DE NOVIEMBRE 2 CRÓNICAS 27.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Jotán hizo lo que agrada al Señor, pues en todo siguió el buen ejemplo de su padre Uzías, pero no iba al templo del Señor. El pueblo, por su parte, continuó con sus prácticas corruptas”. (Ver. 2).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 CRÓNICAS 27.-

Debido a la enfermedad de la lepra contraída por Uzías, su hijo Jotán tuvo que gobernar como corregente por varios años. Acerca de Jotán se resalta esta virtud: “Y él hizo lo recto en ojos de Jehová; hizo conforme a todas las cosas que había hecho su padre Uzías. Con todo eso los altos no fueron quitados; que el pueblo sacrificaba aún, y quemaba perfumes en los altos.” Jotán tuvo el privilegio de recibir los sabios consejos del profeta Isaías. El escritor bíblico remarca dos errores de Jotán: 1) NO IBA AL TEMPLO. Jotán cometió el error de no asistir al templo para encontrarse con Dios y ofrecer sacrificios, ni siquiera asistía cuando se celebraban las tres grandes fiestas judías. Probablemente esta conducta, se debió a su resentimiento con Dios por haber castigo a su padre con la enfermedad de la lepra. En la actualidad, nosotros no debemos dejar de asistir a la iglesia porque alguien nos trató mal; o porque hay hipocresía en sus miembros; o porque juzgan a las personas, sin tener todos los elementos. No nos enojemos con Dios, asistamos a la iglesia, para adorar y alabar a Dios en la hermosura de su Santidad; 2) JOTÁN NO HIZO NINGUNA REFORMA RELIGIOSA.- Jotán fue bueno para él, no para su pueblo. No motivó cambios religiosos, no incentivó la asistencia al templo para adorad a Dios, no realizó la lectura de la Torah, no envió sacerdotes ni levitas para que amonestaran al pueblo a dejar la idolatría.

CITA SELECTA.-

“Debemos asistir a toda reunión religiosa motivados por una vívida comprensión espiritual de que Dios y sus ángeles están allí, cooperando con todos los verdaderos adoradores. Al entrar en el lugar de culto, pidamos a Dios que quite todo mal de nuestro corazón. Traigamos a su casa solamente lo que él puede bendecir. Arrodillémonos delante de Dios en su templo, y consagrémosle lo suyo, lo que compró con la sangre de Cristo. Oremos por el predicador o el que dirige la reunión. Roguemos que una gran bendición venga por medio del que ha de presentar Palabra de Dios.

TI 6:363.

ORACIÓN:

PADRE. MOTIVA A TU PUEBLO A ASISTIR A LOS CULTOS DE LA IGLESIA PARA ADORARTE Y PARA COMPARTIR LA FE CON NUESTROS HERMANOS. TE PEDIMOS QUE NOS HAGAS AGENTES DE CAMBIOS ESPIRITUALES EN NUESTROS HOGARES, IGLESIAS, Y EN NUESTROS TRABAJOS. POR JESÚS, AMÉN.