¿QUÉ BENDICIONES RECIBEN LOS QUE TEMEN A DIOS?

LEAMOS HOY 24 DE MAYO SALMOS 112.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera”. (Ver. 1).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 112.-

El salmo titula: “Prosperidad del que teme a Jehová” y se inicia con la palabra ¡aleluya! Este salmo alaba a los hombres que temen a Dios y enseña que el verdadero temor produce la obediencia, y como consecuencia se le otorga la felicidad. La frase: “Temer a Dios” no es tenerle miedo, sino, tener reverencia por ser un Dios Todopoderoso y Creador. Además, en contraste con la mayoría de los seres humanos que tratan de enriquecerse de cualquier manera o aprovecharse de los demás, los que temen al Señor respetan al prójimo como asimismo. El salmo describe cinco bendiciones que reciben las personas que temen a Jehová: 1) BIENESTAR.- Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para siempre (Vers. 3). Bienestar es el completo estado de felicidad física, mental, emocional y espiritual; 2) EL FRACASO LOS FORTALECERÁ.- Aunque fracasen, recibirán la fortaleza para continuar, por esa razón no temerá recibir malas noticias (Ver. 7). Recordemos que las piedras no son obstáculos, si éstas sirven de peldaño; 3) CONFÍAN EN EL SEÑOR.– Su corazón estará firme, confiado en el Señor (Ver. 8). Cantemos con fe: “Aunque ruja la tormenta… al amparo de la roca salvo estoy”; 4) NO TENDRÁ TEMOR.- Su corazón estará seguro, no tendrá temor (Ver. 8). Repitamos: “Entonces ¿qué diremos a esto? Si Dios está con nosotros ¿Quién contra nosotros?; 5) DESARROLLAN EL DON DE COMPARTIR.– Compartamos alimentos con los hermanos y amigos en estos días que muchos han perdido sus trabajos o no tienen salarios. Jesús dijo: “En cuanto lo hiciste a uno de uno de estos mis hermanos más pequeños a mí lo hicisteis”.

CITA SELECTA.-

“Tenemos ante Dios la obligación solemne y sagrada de criar a nuestros niños para él y no para el mundo; de enseñarles a no hacer alianza con el mundo sino a amar y temer a Dios y a guardar sus mandamientos. Se les debe inculcar el pensamiento de que están formados a la imagen de su Creador y de que Cristo es el Modelo al cual deben adaptarse. Debe prestarse la más seria atención a la educación que impartirá un conocimiento de la salvación, y amoldará la vida y el carácter a la semejanza divina.

{CPI 367.2}

ORACIÓN:

QUERIDO PADRE, TE PEDIMOS QUE LAS PROMESAS REGISTRADAS EN TU PALABRA SE CUMPLIR EN NUESTRAS VIDAS. COMPARTIREMOS LAS BENDICIONES QUE DERRAMAS CON LOS NECESITADOS. POR JESÚS, AMÉN.