CULTIVAR LA PACIENCIA PARA DEMOSTRAR CRISTIANISMO.

LEAMOS HOY 11 DE AGOSTO ECLESIASTÉS 10.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Si el ánimo del gobernante se exalta contra ti, no abandones tu puesto. La paciencia es el remedio para los grandes errores.” (Vers. 4).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ECLESIASTÉS 10.-

Así como el perfume llega a tener mal olor por las moscas muertas que en él caen, asimismo, por un pequeño desliz en palabras o actos, desacreditamos nuestro buen testimonio. Se añaden proverbios misceláneos: 1) No cavar hoyo, es decir, no hacer trampas a otros; 2) No romper cercos, con el fin de robar o apropiarse de lo ajeno; 3) Acondiciones nuestras “herramienta” para hacer mejor uso del esfuerzo. La palabra paciencia se describe como “la capacidad que posee un sujeto para tolerar, atravesar o soportar una determinada situación sin experimentar nerviosismo ni perder la calma”. Compartamos los siguientes consejos:

NO ABANDONEMOS NUESTROS PUESTOS.– La inspiración bíblica nos amonesta a no abandonar nuestros puestos (trabajo, responsabilidades, etc.), y cultivar la paciencia, como respuesta a las injusticias, maltratados o malos entendidos. Este proverbio afirma la importancia de cumplir fielmente nuestras responsabilidades familiares, laborales y espirituales.

CULTIVAR LA PACIENCIA EN EL MATRIMONIO.- Cuando nos casamos, adquirimos un compromiso de amarnos por toda la vida. Por lo tanto, no abandonemos a nuestras parejas por ningún motivo. Erradiquemos el egoísmo y cultivemos la paciencia, tolerancia y comprensión.

CULTIVAR LA PACIENCIA EN EL TRABAJO.- Es mejor soportar el desagrado transitorio de un superior, que renunciar y quedarse sin empleo. Desarrollemos la paciencia, y oremos para que Dios actúe en nuestro favor y resuelva nuestros problemas.

CITA SELECTA.-

“Si recordamos siempre las acciones egoístas e injustas de otros, encontraremos que es imposible amarlos como Cristo nos amó; pero si nuestros pensamientos se espacian en el maravilloso amor y compasión de Cristo hacia nosotros, manifestaremos el mismo espíritu para con los demás. Debemos cultivar la humildad y la desconfianza para con nosotros mismos, y una paciencia llena de ternura hacia las faltas ajenas. Esto destruirá todo estrecho egoísmo y nos dará un corazón grande y generoso”.

(El Camino a Cristo 121).

ORACIÓN:

PADRE ETERNO. TE PEDIMOS PERDÓN SI HEMOS ESTADO HACIENDO LA VIDA IMPOSIBLE A ALGUNAS PERSONAS. TE SUPLICAMOS QUE NOS OTORGUES PACIENCIA Y NOS HAGAS PERSONAS PROACTIVAS PARA LLEVAR FELICIDAD A NUESTROS HOGARES Y TRABAJO. POR JESÚS, AMÉN.