Mensaje para hoy

DIOS ES BUENO Y SU MISERICORDIA ES ETERNA

LEAMOS HOY 30 DE MAYO SALMOS 118.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Alabad a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia.” (Ver. 1)

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMO 118.

El salmo titula: “Acción de gracias por la salvación recibida de Jehová”. En los primeros versículos se estimula en primer lugar al individuo; en segundo lugar, al pueblo de Israel; en tercer lugar, a los líderes religiosos; y por último a los adoradores del mundo a alabar a Dios, “porque para siempre es su misericordia”. Luego, en cuatro oportunidades se usa el verbo “confiar”. El salmista declara que es MEJOR CONFIAR EN DIOS, que confiar en el hombre o en los gobernantes.  Analicemos dos frases: 1) DIOS ES BUENO.– Muchos creyentes tienen la idea equivocada que el Dios que se presenta en el Antiguo Testamento es duro, vengativo y tal vez hasta malvado. Sin embargo, enumeremos las razones por la cuales Dios es amor en el Antiguo Testamento: 1) Después que Adán y Eva cayeron en pecado y descubrieron que estaban desnudos, Dios actuó como “sastre” y les confeccionó túnicas de pieles (Gén 3:21); 2) Se le dijo a Adán y Eva que si comían del fruto prohibido morirían, sin embargo, no murieron, porque Dios proveyó el plan de salvación por medio de su hijo; 3) Aunque Dios envió un diluvio para destruir la tierra, mandó edificar un arca para salvar a Noé y su familia, así como a los animales. 2) PARA SIEMPRE ES SU MISERICORDIA.- La misericordia se define como el atributo divino que expresa consideración, amabilidad y perdón hacia la raza humana. Se ejemplifica los actos misericordiosos de Dios a través de las tres parábolas de Lucas 15: La oveja perdida, la moneda perdida y el hijo pródigo. En los dos primeros relatos se expresa: “Hay gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente”. En la parábola del hijo pródigo se espera que la humanidad exprese: “tenemos gozo por un pecador que se arrepiente”.  

CITA SELECTA.-

“El Señor es bueno, misericordioso y tierno de corazón. Conoce a cada uno de sus hijos. Sabe con exactitud lo que cada uno de nosotros está haciendo, y cuánto mérito tiene cada uno. ¿No queréis dejar a un lado vuestra lista de mérito y vuestra lista de condenación y permitir que Dios haga su obra? Se os dará la corona de gloria si efectuáis la obra que Dios os ha dado para hacer.

(SC 330).

ORACIÓN:

DIOS NUESTRO Y PADRE ETERNO. EXPRESAMOS NUESTRA GRATITUD ETERNA POR EL PLAN DE SALVACIÓN. GRACIAS PORQUE TU HIJO ÚNICO ACEPTÓ MORIR POR NUESTROS PECADOS. TE SUPLICAMOS QUE TU SANTO ESPÍRITU IMPIDA QUE RECHACEMOS ESTE PLAN DE SALVACIÓN. POR JESÚS, AMÉN.


Este articulo ha sido leído​ (210) veces