Mensaje para hoy

TE PEDIMOS QUE DIRIJAS NUESTRAS VIDAS

LEAMOS HOY 27 DE FEBRERO SALMOS 25.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “¡Encamíname en tu verdad! ¡Enséñame! Tú eres mi Dios y Salvador” (Ver. 5).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 25.-

Este es un Salmo acróstico, se llama acróstico porque que cada versículo comienza con una letra consecutiva del alefato hebreo. Este Salmo es una petición por perdón y liberación, sigue la forma de las súplicas individuales, y se destacan tres preocupaciones del salmista: la oposición de los enemigos; la necesidad de la dirección de Dios; y su sentido de ser indigno. El salmista hace dos pedidos: ¡ENCAMÍNAME EN TU VERDAD! Podemos pedir como David, que nos dirija para encontrar la verdad y nos guíe en su verdad, porque buscar la verdad es aspirar a la plenitud de vida, que se tiene que convertir en personas transformados por la obra del Espíritu Santo. La verdad de Dios es diferente de lo que los seres humanos, equivocadamente, consideran como verdad. Cristo dijo: Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres (Juan 8:32). Nuestro desafío diario es conocer cada día a Cristo Jesús, y eso se verifica con el estudio diario de la Biblia y la oración; ¡ENSÉÑAME! Este pedido davídico debe ser repetido por todos los lectores. Pidamos que Dios nos enseñe a: 1) Educar en forma apropiada a nuestros hijos; 2) Tomar decisiones apropiada para ésta vida y la eternidad; 3) Elegir la profesión adecuada; 4) Escoger la persona idónea para nuestro matrimonio; 5) Callar cuando nos ofenden y hablar sin causar daño a los que nos rodean. Por último, David confiesa: “Tú eres mi Dios y Salvador. David, llama a Dios, el “Dios de su salvación”, lo hace con el propósito de fortalecer su fe al recordar los cuidados, beneficios que ya había recibido de su parte, y agradecer porque Cristo nos perdonó, salvó y redimió para vida eterna.

CITA SELECTA.-

“Jesús ha pagado por vosotros el precio de vuestra enseñanza. Todo lo que tenéis que hacer es aprender de él. La cortesía cristiana, practicada en la escuela superior, debe practicarse en esta escuela inferior, y esto deben hacerlo los creyentes, jóvenes y ancianos. Todos los que aprenden en la escuela de Cristo están bajo la enseñanza de agentes celestiales; y nunca deben olvidar que son un espectáculo para el mundo, los ángeles y los hombres”.

(Nuestra Elevada Vocación, 104).

ORACIÓN:

DIOS TODOPODEROSO. TE PEDIMOS QUE ABRAS NUESTRO ENTENDIMIENTO PARA CONOCER MÁS DE TU VERDAD, QUE PODAMOS CONOCER MEJOR A CRISTO NUESTRO REDENTOR. Y QUE PODAMOS REGOCIJARNOS EN TÚ QUE ERES NUESTRO DIOS Y SALVADOR. POR JESÚS, AMÉN.


Este articulo ha sido leído​ (529) veces