Mensaje para hoy

DESAFÍO: HACER EL COMPROMISO DE LEER LA BIBLIA EN FORMA DIARIA

LEAMOS HOY 17 DE NOVIEMBRE 2 CRÓNICAS 34.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Además de esto, declaró el escriba Safán al rey, diciendo: El sacerdote Hilcías me dio UN LIBRO. Y leyó Safán en él delante del rey (Ver. 20).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 CRÓNICAS 34.-

Josías, fue el último rey niño de Israel, ya que comenzó a reinar cuando tenía ocho años. Cuanto tenía dieciséis años comenzó a buscar al Dios de su bisabuelo Ezequías y de su antecesor David. La última reforma que encabezó Josías la inició con la destrucción de todas las imágenes y lugares de adoración de los dioses falsos. Luego pidió que se reparará el templo. Cuando comenzaron a levantar los escombros, el sacerdote Hilcías encontró el rollo de la Torah y se lo entregó a Safán el cronista, quien le leyó su contenido al rey: “Josías se conmovió hondamente al OÍR POR PRIMERA VEZ leer las exhortaciones y amonestaciones registradas en ese antiguo manuscrito. Nunca antes había comprendido tan claramente la sencillez con que Dios había presentado a Israel “la vida y la muerte, la bendición y la maldición” Hasta los 24 años de edad, Josías no había leído las Escrituras en las que contenían la TORAH. En otras palabras, Josías no sabía que existían esos Escritos Sagrados. AMIGOS Y AMIGAS ¿Hace cuánto tiempo que no tienes un estudio diario de la Biblia? ¿Estudias tu Biblia el sábado, domingo y los días feriados o solo los días de trabajo? ¿Estudias tu Biblia cuando tienes exámenes, horas extras de trabajos, o cuando estás de vacaciones?  ¿Disfrutamos diariamente de la lectura de la Biblia, porque es el medio por el cual Dios nos habla?

CITA SELECTA.-

“No se saca sino un beneficio muy pequeño de una lectura precipitada de las Sagradas Escrituras. Uno puede leer toda la Biblia y quedarse, sin embargo, sin ver su belleza o comprender su sentido profundo y oculto. Un pasaje estudiado hasta que su significado nos sea claro y evidentes sus relaciones con el plan de salvación, resulta de mucho más valor que la lectura de muchos capítulos sin un propósito determinado y sin obtener una instrucción positiva. Tened vuestra Biblia a mano. Leedla cuando tengáis oportunidad; fijad los textos en vuestra memoria. Aun al ir por la calle podéis leer un pasaje y meditar en él hasta que se grabe en la mente”.

 CC 90.

ORACIÓN:

GRACIAS PADRE NUESTRO, POR TENER LIBERTAD PARA ESTUDIAR LA BIBLIA. TE PEDIMOS PERDÓN POR DESCUIDAR LA LECTURA DIARIA DE TU PALABRA. CREA EN NUESTRO SER EL DESEO PARA QUE LA PRIMERA ACTIVIDAD DE CADA DÍA, SEA EL ESTUDIAR LA BIBLIA. POR JESÚS, AMÉN. 


Este articulo ha sido leído​ (151) veces