LECCIÓN: DIOS SABE QUÉ ES LO MEJOR PARA EL SER HUMANO

LEAMOS HOY 7 DE AGOSTO ECLESIASTÉS 6.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Porque ¿quién sabe cuál es el bien del hombre en la vida, todos los días de la vida de su vanidad, los cuales él pasa como sombra? Porque ¿quién enseñará al hombre qué será después de él debajo del sol?” (Ver. 12).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ECLESIASTÉS 6.-

En este capítulo Salomón enseña que Dios es dueño de todos los bienes. El hombre puede tener bienes; honra; hijos; larga vida; pero Dios puede no permitirle gozar de ello, así como ocurrió con el rico insensato. En segundo lugar, se recomienda cuidar las palabras que pronunciamos, porque podemos expresar frases de vanagloria. Analicemos dos frase:

1) DIOS CONOCE QUÉ ES LO MEJOR PARA EL SER HUMANO.- Nos podemos equivocar en las elecciones que hacemos, o errar en las decisiones que escojamos. Por esa razón, busquemos en oración la orientación divina para elegir lo que Dios desea para nuestro bien, y nos dirigirá para alcanzar nuestros sueños. Muchas veces dedicamos parte de nuestras vidas en conseguir aquellas cosas que creemos que vale la pena, pero como no conocemos el futuro, nos equivocados.

2) PERMITAMOS QUE DIOS NOS ENSEÑE EL CAMINO CORRECTO.- Dios sabe qué es lo mejor para nuestras vidas, porque Él es nuestro Creador, nuestro Salvador y nuestro Sustentador. Recordemos la promesa: “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”

CITA SELECTA.-

“Dios es demasiado sabio para errar, y demasiado bueno para privar de cualquier cosa buena a sus santos que andan íntegramente. El hombre está sujeto a errar, y aunque sus peticiones asciendan de un corazón sincero, no siempre pide las cosas que sean buenas para sí mismo, o que hayan de glorificar a Dios. Cuando tal cosa sucede, nuestro sabio y bondadoso Padre oye nuestras oraciones, y nos contesta, a veces inmediatamente; pero nos da las cosas que son mejores para nosotros y para su propia gloria. Si pudiésemos apreciar el plan de Dios cuando nos envía sus bendiciones, veríamos claramente que él sabe lo que es mejor para nosotros, y que nuestras oraciones obtienen respuesta. Nunca nos da algo perjudicial, sino la bendición que necesitamos, en lugar de algo que pedimos y que no sería bueno para nosotros” .

(CPI 627).

ORACIÓN:

PADRE. TE PEDIMOS PERDÓN PORQUE TOMAMOS DECISIONES Y ELEGIMOS CAMINOS SIN HABERTE CONSULTADO. TE ENTREGAMOS NUESTRAS VIDAS, PARA QUE NOS DIRIJAS Y NOS MUESTRES EL CAMINO CORRECTO. POR JESÚS, AMÉN.