LECCIÓN: EL SER HUMANO NO SABE LO QUE VA A SUCEDER EN EL FUTURO, PERO DIOS SÍ

LEAMOS HOY 9 DE AGOSTO ECLESIASTÉS 8.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “En realidad, para todo lo que se hace hay un cuándo y un cómo, aunque el hombre tiene en su contra un gran problema: que no sabe lo que está por suceder, ni hay quien se lo pueda decir.” (Vers. 6, 7).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ECLESIASTÉS 8.-

El descuido de los “tiempos”, lleva a los incautos a no estar apercibido del peligro que se avecina. Analicemos el caso de dos grupos de personas:

1) EXPERIENCIA DE LOS ANTEDILUVIANOS AL NO COMPRENDER LOS TIEMPOS.- “Mas como en los Días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porqué como en los días antes del diluvio, estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entro en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y sí los llevo a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

2) EXPERIENCIA DE LOS CIUDADANOS DE SODOMA Y GOMORRA EN EL ÚLTIMO DÍA DE SUS VIDAS.- “Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; más el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Luc 17:28-30).

LOS CIUDADANOS ACTUALES DEL MUNDO DEBEMOS COMPRENDER LOS TIEMPOS DIFÍCILES QUE ESTAMOS VIVIENDO.- “La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne”. (Rom 13: 12-14). 

CITA SELECTA.-

“Como he participado en todo paso de avance hasta nuestra condición presente, al repasar la historia pasada puedo decir: “¡Alabado sea Dios! “Al ver lo que el Señor ha hecho, me lleno de admiración y de confianza en Cristo como director. No tenemos nada que temer del futuro, a menos que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido, y lo que nos ha enseñado en nuestra historia pasada”.

(EUD 64).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. TE PEDIMOS PERDÓN POR NO ENTENDER LOS TIEMPOS DIFÍCILES EN LOS CUALES NOS TOCA VIVIR. TE IMPLORAMOS QUE NOS DES DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITU PARA ENTENDER TUS “TIEMPOS”. POR JESÚS, AMÉN.