LECCIONES: DISFRUTAR DE LA PROMESA, Y ACEPTAR LOS DOS DESAFÍOS

LEAMOS HOY 16 DE SEPTIEMBRE ISAÍAS 26.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado” (Ver. 3).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ISAÍAS 26.-

El capítulo 26 de Isaías, es una continuidad del salmo de alabanza del capítulo anterior. El profeta exclama: “Todo mi ser te desea por las noches; por la mañana mi espíritu te busca”. Isaías ofrece a su pueblo paz (Shalom), que es el completo estado de bienestar, armonía, paz interior, calma y tranquilidad. En el versículo seleccionado encontramos una promesa y dos desafíos: 1) PROMESA: NOS GUARDARÁS EN COMPLETA PAZ.- Por encima de las tormentas, problemas, pruebas y dificultades, Jesús puede crear una “perfecta paz” en nuestro espíritu, cuerpo y alma. Los judíos en el pasado y en la actualidad, se saludan con la palabra hebrea “Shalom”. La paz, no solo es ausencia de guerra, sino el pleno bienestar de la vida; 2) PRIMER DESAFÍO: PERSEVERAR EN ÉL.– Dios nos pide que seamos firmes y constantes en nuestra manera de ser y en nuestra conducta. Mantengamos nuestra fidelidad, perduremos en nuestra lealtad a Dios y no desmayemos ante las pruebas; 3) SEGUNDO DESAFÍO: CONFIAR EN ÉL.- Confiemos en Dios, porque es Todopoderoso, y su poder está a nuestra disposición si se lo pedimos. Descansemos confiados en su sabiduría y amor. El Señor nos dice: “Tú le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado”.

CITA SELECCIONADA.-

“Los que aceptan la palabra de Cristo al pie de la letra, y entregan su alma a su custodia, y su vida para que él la ordene, hallarán paz y quietud. Ninguna cosa del mundo puede entristecerlos cuando Jesús los alegra con su presencia. En la perfecta aquiescencia hay descanso perfecto. El Señor dice: “Tú le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado”. Nuestra vida puede parecer enredada, pero al confiarnos al sabio Artífice Maestro, él desentrañará el modelo de vida y carácter que sea para su propia gloria. Y ese carácter que expresa la gloria—o carácter —de Cristo, será recibido en el Paraíso de Dios. Los miembros de una raza renovada andarán con él en vestiduras blancas porque son dignos.

(DTG 298).

ORACIÓN:

PADRE. TE PEDIMOS QUE NOS OTORGUES TU PAZ, PARA TENER ESPERANZA EN ESTE MUNDO QUE ESTÁ SUFRIENDO POR EL COVID-19. QUE PODAMOS PERMANECER EN TU AMOR, Y MANTENERNOS FIELES. POR JESÚS, AMÉN.