LECCIÓN: LO QUE SE TIENE QUE HACER AL INICIAR UN TRABAJO O ASUMIR UNA NUEVA RESPONSABILIDAD

LEAMOS HOY 12 DE NOVIEMBRE 2 CRÓNICAS 29.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Ezequías hizo lo que agrada al Señor, pues en todo siguió el buen ejemplo de su antepasado David. En el mes primero del primer año de su reinado, Ezequías mandó que se abrieran las puertas del templo del Señor, y las reparó”.  (Vers. 2, 3).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 CRÓNICAS 29.-

En contraste con reinado idolátrico de Acaz, cuando Ezequías ascendió al trono, se dedicó a buscar a Dios. Toda actividad se debe iniciarse con la búsqueda de Dios para lograr el éxito. La Biblia recomienda: “Mas buscad PRIMERAMENTE el reino de Dios y su justicia y todo lo demás os será añadido (Mat 6:33). Cuando se inicia algo nuevo: noviazgo, matrimonio, trabajo, negocio, nuevas responsabilidades o desafío personal, busquemos a Dios para que nos otorgue sabiduría, paciencia, amor y eficiencia. Ezequías encabezó una reforma religiosa sin precedente en la historia de Israel. La primera actividad que realizó fue ordenar abrir las puertas del templo, y ordenó a los sacerdotes y levitas que reparen el templo y que restauren los servicios del templo, que durante tantos años habían sido abandonados. El éxito de las reformas de Ezequías fue que formó equipos de trabajos. Para que las reformas sean ágiles y corporativas, se tienen que involucrar a la mayor cantidad de participantes. Ezequías integró a los levitas y sacerdotes, luego añadió a los que se habían purificado. Recordemos la frase: “una golondrina no hace verano”. Seamos los gestores de reformas espirituales, morales y sociales, pero involucremos a otras personas para que tomen parte de estas reformas espirituales.

CITA SELECTA.-

“En aquel tiempo de tristeza y angustia Dios manifestó misericordia, y dio al pueblo otra oportunidad de apartarse de la idolatría. En el tercer año del reinado de Oseas, el buen rey Ezequías comenzó a reinar en Judá, y con toda celeridad instituyó reformas importantes en el servicio del templo de Jerusalén. Hizo arreglos para que se celebrara la Pascua, y a esta fiesta fueron invitadas no sólo las tribus de Judá y Benjamín, sobre las cuales Ezequías había sido ungido rey, sino también todas las tribus del norte. Se dio un anuncio “por todo Israel, desde Beer-seba hasta Dan, para que viniesen a celebrar la pascua a Jehová Dios de Israel, en Jerusalén: porque en mucho tiempo no la habían celebrado al modo que está escrito”. 

(PR 215).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. TE PEDIMOS QUE AVIVES EL DESEO DE BUSCARTE EN PRIMER LUGAR PARA COMENZAR CON ÉXITO TODO NUEVO DESAFÍO. DANOS LA HABILIDAD DE FORMAS EQUIPOS DE TRABAJO. POR JESÚS, AMÉN.