DESAFÍO: CANTEMOS ALABANZAS A DIOS EN GRATITUD POR SU PROTECCIÓN

LEAMOS HOY 7 DE FEBRERO SALMOS 5.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Pero que se alegren todos los que en ti buscan refugio; ¡que canten siempre jubilosos! Extiende tu protección, y que en ti se regocijen todos los que aman tu nombre”. (Ver. 11).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 5.-

Este salmo fue utilizado por los sacerdotes en su preparación para el sacrificio de la mañana, por eso se denomina “La oración de la mañana”. Este salmo es una oración dirigida solemnemente a Dios en horas en que el salmista era puesto en aprieto por la maldad de sus enemigos. Algunos investigadores sugieren que fue escrito después que David retornó a Jerusalén, cuando derrotaron a Absalón. David utiliza tres verbos para describir su regocijo por la protección y cuidado que Dios tuvo hacia su persona: 1) ALEGRAR.- Se debe los que buscan refugio en Dios, porque Él los protegerá; 2) CANTAR en forma jubilosa en gratitud por su cuidado; 3) REGOCIJARSE por sus bendiciones han sido abundantes: El salmista, comenzó con una nota de queja, pero concluye con una exhortación a regocijarse en la protección de Dios, porque Él, lo ha defendido.

CITA SELECTA.-

“El lado alegre y alentador de nuestra religión debe ser presentado por todos los que se consagran diariamente a Dios. No debemos deshonrar a Dios con un lastimero relato de las pruebas que parecen gravosas. Todas las pruebas que se reciben como medios de educarnos producirán gozo. Toda la vida religiosa será elevadora y ennoblecedora, fragante de buenas palabras y obras. Agrada al enemigo que las almas estén deprimidas, abatidas, llorosas y quejumbrosas; quiere que se hagan impresiones tales respecto de nuestra fe. Pero Dios quiere que la mente no se rebaje a un nivel inferior. Desea que cada alma triunfe con el poder custodio del Redentor. El salmista dice: “Dad a Jehová, oh hijos de fuertes, dad a Jehová la gloria y la fortaleza. Dad a Jehová la gloria debida a su nombre: humillaos a Jehová en el glorioso santuario.” “Glorificarte he, oh Jehová; porque me has ensalzado, y no hiciste a mis enemigos alegrarse de mí. Jehová Dios mío, a ti clamé y me sanaste… Cantad a Jehová, vosotros sus santos, y celebrad la memoria de su santidad.”

(TS 4:385).

ORACIÓN:

SEÑOR QUE HABITAS EN LOS CIELOS, RECONOCEMOS QUE NOS FALTAN EXPRESIONES DE GRATITUD POR TUS CUIDADOS. ESTE DÍA QUEREMOS ALEGRARNOS Y CANTAR POR TODOS LOS ACTOS QUE REALIZASTE EN NUESTRO FAVOR. QUE PODAMOS CONFIAR EN TU PROTECCIÓN. POR JESÚS, AMÉN.