DESAFÍO: CONFIEMOS EN DIOS Y SE DESTERRARÁ EL TEMOR Y LA INCERTIDUMBRE

LEAMOS HOY 29 DE MARZO SALMOS 56.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Confío en Dios y alabo su palabra; confío en Dios y no siento miedo” (Ver. 4).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 56.-

El Salmo surge de una de las peores dificultades en la vida de David. Por escapar de Saúl, se refugia en las tierras filisteas de Gat, y para que no lo maten, tiene que fingir que estaba loco. En medio de esta incertidumbre, David, vuelve a confiar en Dios y exclama: “Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza”. Analicemos las fuentes que produjeron los cambios: EL ESTUDIO DE LA PALABRA DE DIOS, INCREMENTÓ SU CONFIANZA.- Después de atravesar esta crisis, David sostiene que el estudio de las Escrituras incrementó su confianza en Dios. David menciona tres veces su confianza y seguridad en la Palabra de Dios. El antídoto contra el miedo o temor lo encontramos al leer la Biblia. Es por esta razón que Satanás trata todos los días de obstaculizar su estudio: 1) origina problemas en la familia, para no hacer el culto personal o familiar, 2) Crea angustias para que nuestra mente no se concentre en su estudio, 3) Hace que perdamos el tiempo, para que después no quede ningún momento para conocer la voluntad de Dios expresada en su Palabra. CONFÍO EN DIOS, NO SIENTO TEMOR.- Cuando confiamos en Dios, dejamos de tener miedo; cuando confiamos en Dios, nuestro pasado es perdonado, el presente se aclara y futuro es prometedor; cuando confiamos en Dios las tormentas desaparecen y volvemos a ver al Sol de Justicia.

CITA SELECTA.-

“En este tiempo de prueba, necesitamos alentarnos y consolarnos mutuamente. Las tentaciones de Satanás son ahora mayores que nunca, pues sabe que le queda poco tiempo y que muy luego cada caso será decidido para vida o para muerte. No es ahora el momento de dejarse vencer por el desaliento ni de sucumbir bajo la prueba. Debemos sobreponernos a todas nuestras aflicciones y confiar plenamente en el todopoderoso Dios de Jacob. El Señor me ha mostrado que basta su gracia para resistir todas las pruebas, y aunque éstas sean más duras que nunca, si tenemos absoluta confianza en Dios, podremos vencer todas las tentaciones y por su gracia salir victoriosos”.

(PE 46).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. TE AGRADECEMOS POR LA REVELACIÓN DE TU PALABRA Y PORQUE EN ELLA ENCONTRAMOS CONSUELO, ESPERANZA Y SEGURIDAD. TE PEDIMOS QUE AUMENTES NUESTRA FE PARA NO SENTIR MIEDO AL PRESENTE, NI AL FUTURO. POR JESÚS, AMÉN.