LECCIÓN: DIOS CONTESTA NUESTRAS ORACIONES CUANDO CLAMAMOS CON FE

LEAMOS HOY 27 DE SEPTIEMBRE ISAÍAS 37.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Por mi causa, y por consideración a David mi siervo, defenderé esta ciudad y la salvaré. Entonces el ángel del Señor salió y mató a ciento ochenta y cinco mil hombres del campamento asirio. A la mañana siguiente, cuando los demás se levantaron, ¡allí estaban tendidos todos los cadáveres!” (Ver. 35, 36).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ISAÍAS 37.-

Ezequías actuó con mucha dependencia en Dios: llevó la carta al templo para “mostrársela” al Señor, clama en oración y pide ser librado de las fuerzas de Senaquerib. El profeta Isaías es enviado como mensajero de buenas nuevas y anuncia que la oración ha sido escuchada y contestada: Las tropas asirias no conquistarían Jerusalén. Además, el ejército enemigos sería destruido con la muerte de 185.000 soldados. Este episodio nos enseña a confiar en Dios: 1) CUANDO ESTEMOS ATRAVESANDO DIFICULTADES.- Cuando sintamos que no hay solución posible a nuestros problemas; o si estamos por desfallecer por el peso de los problemas que nos asedian, busquemos a Dios en oración para que Él venga a nuestro auxilio; 2) CUANDO ESTEMOS EN LA DISYUNTIVA DE ELEGIR.- Para hacer la elección apropiado y no cometamos errores, hablemos con Dios en oración para que Él que conoce el principio y el fin, nos pueda orientar para elegir la alternativa que nos llevará al éxito; 3) CUANDO TENGAMOS ÉXITO.- Si todo nos “sonríe” en la vida, alabemos por sus cuidados, glorifiquemos y oremos en gratitud a Dios por sus bendiciones. 

CITA SELECTA.-

“Ezequías intercedió: “Jehová Dios de Israel, que habitas entre los querubines, tú solo eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira: y oye las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente. La súplica de Ezequías en favor de Judá y del honor de su Gobernante supremo, armonizaba con el propósito de Dios. Salomón, en la oración que elevó al dedicar el templo había rogado al Señor que sostuviese la causa “de su pueblo Israel, cada cosa en su tiempo; a fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que Jehová es Dios, y que no hay otro”

(Or 174).

ORACIÓN:

DIOS DE PROTECCIÓN. TE AGRADECEMOS PORQUE TUS CUIDADOS SON MAGNÁNIMOS Y ESTÁS SIEMPRE LISTO A SOCORRERNOS. TE PEDIMOS QUE PUEDAS CREAR EN NOSOTROS EL DESEO DE HABLAR CONTIGO POR MEDIO DE LA ORACIÓN, PARA QUE SUPLAS NUESTRAS NECESIDADES. POR JESÚS, AMÉN.