LECCIÓN: CONSAGRAR LO MEJOR QUE TENEMOS PARA DIOS

LEAMOS HOY 6 DE AGOSTO 1 REYES 7.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Una vez terminada toda la obra que el rey había mandado hacer para el templo del Señor, Salomón hizo traer el oro, la plata y los utensilios que su padre David había consagrado, y los depositó en el tesoro del templo del Señor”. (Ver. 51).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 1 REYES 7.-

La construcción del Templo y del palacio de Salomón llevó un periodo de veinte años. Siete años para construir el templo y trece años para edificar el palacio del Líbano. Las características de estos edificios, fue que primero se colocó rocas gigantes que sirvieron como cimiento. Las paredes y el techo fueron recubiertos de madera preciosa, las paredes fueron decoradas con frutas diversas. Y en el caso del templo, la madera fue revestida con oro.

Los muebles del Santuario fueron los siguientes: 1) Atrio: Altar de los holocaustos y el lavacro; 2) Lugar Santo: Candelero, la mesas con panes de la proposición, y el altar del incienso; 3) Lugar Santísimo: el arca del pacto. Salomón añadió en el atrio, dos columnas de mueve metros de alto, un lavacro de veinticinco metros cuadrados, que descansaba en doce bueyes, diez fuentes que estaban sobre diez bases; En el lugar santo, añadió cinco candeleros a cada lado, y renovó la mesa de los panes de la proposición; En el lugar santísimo añadió otros incensarios. Por último, introdujo todo el oro y utensilios preciosos que David había dedicado.

CITA SELECTA.-

“El santuario terrenal fue hecho de acuerdo con el celestial. Además de los querubines ubicados sobre la cubierta del arca, Salomón hizo dos ángeles más de gran tamaño, de pie en cada extremo del arca, para representar a los ángeles celestiales que siempre protegen la ley de Dios. Es imposible describir la belleza y el esplendor de este templo. Allí, tal como en el tabernáculo, se llevó el arca sagrada con orden, reverencia y solemnidad, y se la ubicó en su sitio entre las alas de los dos grandes querubines que estaban de pie sobre el piso. El coro sagrado unió sus voces a la de toda clase de instrumentos músicos para alabar a Dios. Y mientras las voces en perfecto acuerdo con los instrumentos de música resonaban por el templo y se extendían por el aire hacia Jerusalén, la nube de la gloria de Dios tomó posesión de la casa como había ocurrido anteriormente con el tabernáculo. “Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehová”. 

(HR 198).

ORACIÓN:

DIOS DE BENDICIONES. TE PEDIMOS QUE NOS OTORGUES LA SABIDURÍA DE SALOMÓN PARA HACER LO MEJOR PARA TU HONRA Y TU GLORIA. Y NOS ESFORCEMOS PARA CONSTRUIR TEMPLOS DIGNOS DE TU HONOR. POR JESÚS, AMÉN.