DESAFÍO: COMPRENDER LA DIFERENCIA ENTRE VER Y “VER”

LEAMOS HOY 27 DE AGOSTO 2 REYES 6.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Entonces Eliseo oró: Señor, ábrele a Guiezi los ojos para que vea. El Señor así lo hizo, y el criado vio que la colina estaba llena de caballos y de carros de fuego alrededor de Eliseo”. (Ver. 17). 

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 REYES 6.-

El profeta Eliseo fortaleció con su presencia y enseñanzas la Escuela de los Profetas, hasta tuvo tiempo para acompañar a los alumnos para ir cortar madera, para ampliar el albergue donde estudiaban y vivían. Uno de los alumnos se prestó un hacha y mientras cortaba un árbol, el hacha cayó al río. Eliseo cortó un palo, lo lanzó al río y se hizo el milagro que el hacha que era de metal, flotara en el agua. El segundo episodio que se narra es el desconcierto que tiene el rey de Siria, porque fracasó en reiteradas ocasiones cuando ponía emboscada para capturar al rey de Israel, hasta llegó a pensar que alguien informaba al rey de Israel sus planes. Cuando uno de sus sirvientes le dijo que Eliseo, el profeta de Dios de Israel, era quien informaba los planes que tenía el rey de Siria, Él rey ordenó que sus tropas vayan a Dotán para tomarlo prisionero. Este episodio bíblico hace distinción con el verbo “VER”: 1) Cuando Giezi, salió de su habitación “VE” un ejército poderoso que tenía sitiada la ciudad, y le dijo a Eliseo la situación difícil en la que se encontraban; 2) Eliseo no se preocupa, le pide a Dios que “abra” los ojos de Giezi. El criado “VE” un poderoso ejército de carros de fuego que rodeaban a Eliseo; 3) Eliseo ora para que los soldados no “VEAN”, y los llevó hasta el centro de la ciudad de Samaria; 4) Cuando el rey “VE” a los soldados sirios en la ciudad, le pregunta al profeta si debe matarlos, Eliseo le sugiere que les de alimentos para que vuelvan a sus casas.

CITA SELECTA.-

“Dios quiere abrir los ojos de sus hijos profesos a fin de que vean que deben amar a Dios sobre todas las cosas y a su prójimo como a sí mismos si quieren ser salvos en su reino. Muchos están dejando ver que no son guiados por el Espíritu de Cristo sino por otro espíritu. Los atributos que ostentan difieren tanto de los atributos de Cristo como las características satánicas. Es tiempo ya de que los creyentes actúen hombro a hombro y luchen juntos por la vida eterna, en lugar de mantenerse apartados, expresando por la palabra y la acción: “Yo soy más santo que tú”. Los que quieren ejercer todas sus facultades para la salvación de las almas que perecen deben unirse corazón a corazón y ser vinculados por los lazos de la simpatía y el amor”.

(Testimonio para los Ministros 186).

ORACIÓN:

DIOS OMNIPOTENTE. TE PEDIMOS QUE ABRAS NUESTROS OJOS PARA QUE PODAMOS VER EL PODER QUE TIENES PARA LIBRARNOS DEL MAL. POR JESÚS, AMÉN.