LA IDOLATRÍA NO TIENE LÍMITES PARA DESHONRAR A DIOS.

LEAMOS HOY 6 DE SEPTIEMBRE 2 REYES 16.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “El rey Acaz fue entonces a Damasco para encontrarse con Tiglat Piléser, rey de Asiria. Cuando vio el altar que había en la ciudad, el rey Acaz le envió al sacerdote Urías un plano del altar, con un dibujo de todos los detalles. Entonces Urías construyó un altar según las instrucciones que el rey Acaz le había enviado desde Damasco, y lo terminó antes de que el rey regresara”. (Vers. 10, 11). 

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 REYES 16.-

Acaz fue el primer rey de Judá que cayó en una idolatría desenfrenada. La apostasía de Acaz se divide en dos partes: 1) El rey construyó altares a Ashera, se ofrecía incienso y sacrificios en todos los lugares altos. Además, sacrificó a sus hijos en honor al dios Moloc. Moloc era representado por una estatua de bronce que era hueca, tenía la boca abierta y los brazos extendidos, con las manos juntas y las palmas hacia arriba, dispuesto a recibir el holocausto. Dentro de la estatua se encendía un fuego que se alimentaba continuamente durante el holocausto, los niños eran introducidos dentro del vientre incandescente del dios. Esta costumbre pagana emulaba el sacrificio expiatorio que Jesús como hijo de Dios haría en beneficio de nuestra redención; 2) Cuando Acaz fue invadido por los sirios, en lugar de pedir que Dios lo libere, envió oro y plata a Tiglat Pileser par que atacara a los sirios. Cuando Acaz fue a visitar a Tiglat Pileser para agradecerle, vio el altar pagano donde adoraba a su d ios. Acaz envío el plano al sacerdote Urías para que construyera era altar pagano. Penosamente, el sacerdote Urías no tuvo la valentía para aconsejar al rey que no profanara el templo de Jehová colocando un altar de sacrificios en honor de los dioses paganos, sino que participó en este sistema idolátrico de culto.

CITA SELECTA.-

“Se trataba verdaderamente de un tiempo de gran peligro para la nación escogida. Faltaban tan sólo unos años para que las diez tribus del reino de Israel quedasen esparcidas entre las naciones paganas. Y la perspectiva era sombría también en el reino de Judá. Las fuerzas que obraban para el bien disminuían rápidamente y se multiplicaban las fuerzas favorables al mal… Isaías declaró: “Si Jehová de los ejércitos no hubiera hecho que nos quedasen muy cortos residuos, como Sodoma fuéramos y semejantes a Gomorra.” Isaías 1:9. 

(PR 239).

ORACIÓN:

SEÑOR. LÍBRANOS DE TODA FORMA EQUIVOCADA DE ADORARTE, Y QUE TU ESPÍRITU SANTO NOS ADVIERTA PARA NO CAER EN NINGUNA IDOLATRÍA. Y TE PEDIMOS QUE SEAMOS INSTRUMENTOS PARA ADVERTIR A LOS QUE NOS RODEAN, QUE CIERTOS ACTOS SON REPROBADOS POR TI. POR JESÚS, AMÉN.