DESAFÍO: RENOVAR NUESTRO PACTO DE FIDELIDAD.

LEAMOS HOY 13 DE SEPTIEMBRE 2 REYES 23.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Después se puso de pie junto a la columna, y en presencia del Señor renovó el pacto. Se comprometió a seguir al Señor y a cumplir, de todo corazón y con toda el alma, sus mandamientos, sus preceptos y sus decretos, reafirmando así las palabras del pacto que están escritas en ese libro. Y todo el pueblo confirmó el pacto”. (Ver. 3) 

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 REYES 23.-

En este capítulo se enumeran las costumbres paganas que se habían introducido como parte del culto en Judá: 1) Se contrató a sacerdotes idólatras para que quemasen incienso en los lugares altos en las ciudades de Judá; 2) Quemaban incienso a Baal, al sol y a la luna, y a los signos del zodíaco, y a todo el ejército de los cielos 3) Construyeron una imagen de Asera; 4) Instituyeron la prostitución idolátrica dentro del templo; 5) Edificaron una estatua de bronce en Tofet donde pusieron la estatua a Moloc, donde pasaban a sus hijos e hijas por fuego; 6) Consagraron caballos dedicados al sol a la entrada del templo de Jehová, junto a la cámara de Natán-melec eunuco, el cual tenía a su cargo los ejidos; 7) Construyeron altares paganos en los dos atrios de la casa de Jehová; 8) Adoraron a Astoret ídolo abominable de los sidonios, a Quemos ídolo abominable de Moab, y a Milcom ídolo abominable de los hijos de Amón. Causa asombro el leer que los diferentes dioses y objetos fueron colocados en templo sagrado, donde Dios había prometido que su presencia estaría para siempre en medio de ellos. Después de la reforma que abarcó a todo Judá, se celebró una pascua con un nuevo significado: Renovación del pacto.  Hoy, hagamos la decisión que, en la próxima Cena del Señor, que es símbolo del nuevo pacto, participaremos pidiendo al Señor un reavivamiento y reforma.

CITA SELECTA.-

“La mayor y más urgente de todas nuestras necesidades es la de un reavivamiento de la verdadera piedad en nuestro medio. Procurarlo debiera ser nuestra primera obra. Debe haber esfuerzos fervientes para obtener las bendiciones del Señor, no porque Dios no esté dispuesto a conferirnos sus bendiciones, sino porque no estamos preparados para recibirlas. Sin embargo, mediante la confesión, la humillación, el arrepentimiento y la oración ferviente nos corresponde cumplir con las condiciones en virtud de las cuales ha prometido Dios concedernos su bendición”. (MS 1:141).

ORACIÓN:

PADRE ETERNO, NUESTRO PEDIDO PARA HOY, ES QUE ABRAS NUESTRO ENTENDIMIENTO PARA PODER DESPOJARNOS DE TODO LO PAGANO QUE SE NOS HA IDO INTRODUCIENDO EN NUESTRAS VIDAS. POR JESÚS, AMÉN.