DESAFÍO: IMITEMOS LAS CUALIDADES DE ESTER Y MARDOQUEO

LEAMOS HOY 14 DE DICIEMBRE ESTER 2.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Mardoqueo tenía una prima llamada Jadasá.  Esta joven, conocida también como Ester, a quien había criado porque era huérfana de padre y madre, tenía una figura atractiva y era muy hermosa. Al morir sus padres, Mardoqueo la adoptó como su hija (Ver. 7).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ESTER 2.-

El relato bíblico narra la elección de una nueva reina en reemplazo de Vasti. Ester, quien fue criada por su primo Mardoqueo fue una de las candidatas seleccionadas para ser elegida como reina. Las cualidades de Ester era las siguientes: 1) Tenía belleza exterior, pero su carácter la hacía hermosa interiormente; 2) Sabía escuchar consejos y aceptó las sugerencias de Mardoqueo y de Jegai, el encargado del harén; 3) Cultivo la sencillez, no necesitaba ostentar cosas banales; 4) No era orgullosa de su belleza, sino que brindaba un trato amable, que despertaba la simpatía de los que la veían. Ester a pesar de ser judía, fue elegida reina del imperio medo-persa. En el segundo relato, se narra la intervención de Mardoqueo al descubrir un complot para asesinar al rey Asuero. Las cualidades de Mardoqueo eran: 1) Aunque era uno de los desterrados de Judá y no tenía muchas comodidades, mostró compasión hacia su prima Ester, y la adoptó como hija cuando murieron sus padres; 2) Fue un buen consejero, porque hacia recomendaciones pertinente a Ester; 3) El espíritu servicial de Mardoqueo también se verifica cuando protege la vida del rey Asuero.

CITA SELECTA.-

Dios usó a Ester para salvar al pueblo judío en la tierra de los persas. En tiempos antiguos, el Señor realizó maravillas mediante mujeres consagradas que unieron sus esfuerzos con aquellos hombres que habían sido llamados a ser los representantes de Dios. Hubo mujeres que ganaron grandes y decisivas victorias. Un estudio de la obra de las mujeres con relación a la causa de Dios en tiempos del Antiguo Testamento, nos enseñará lecciones que nos capacitarán para enfrentar las emergencias en nuestros días. Quizá no confrontemos una situación tan crítica ni seamos colocadas en un lugar tan prominente como le ocurrió al pueblo de Dios en los días de Ester. Sin embargo, muchas mujeres convertidas pueden realizar cosas importantes desde posiciones más humildes. Muchas lo han hecho y aún están listas para hacerlo.

(Hijas de Dios, 42). 

OREMOS:

DIOS TODOPODEROSO. QUE LAS CUALIDADES DE ESTER Y MARDOQUEO, PUEDAN REPLICARSE EN NUESTRAS VIDAS. PERMITE QUE SEAMOS LUMBRERAS EN ESTE MUNDO OSCURECIDO POR EL ORGULLO, LA VANAGLORIA Y LA OSTENTACIÓN. POR JESÚS, AMÉN.