LECCIÓN: A PESAR DE LOS ATAQUES SATÁNICOS, DIOS PROTEGE A SU PUEBLO ELEGIDO

LEAMOS HOY 13 DE DICIEMBRE ESTER 1.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “El rey Asuero, que reinó sobre ciento veintisiete provincias que se extendían desde la India hasta Cus, estableció su trono real en la ciudadela de Susa”. (Vers. 1, 2).

AUTOR DEL LIBRO DE ESTER.-

Los eruditos concuerdan que el autor de este libro fue una persona que vivió en el imperio Medo-Persa, en forma específica en la ciudad de Susa. Nosotros consideramos al escriba y sacerdote Esdras como el autor del libro de Ester, quien el séptimo año del reinado de Artajerjes recibió la autorización para retornar a Jerusalén para reconstruirla. Esdras escribió este libro por el año 450 a. C. El libro de Ester es muy apreciado por los judíos en la actualidad. En la fiesta de Purim, se lee este libro en las sinagogas. Cuando se lee en el libro el nombre de Mardoqueo, los presentes aplauden; cuando escuchan el nombre de Amán, las personas abuchean y gritan.

TEMA.-

El libro de Ester presenta los siguientes temas: 1) La soberanía de Dios. Aunque el nombre de Dios no se menciona en todo el libro, Ester, Mardoqueo y todo el pueblo ayunó, para buscar el auxilio divino; 2) Servicio abnegado de Ester. Ester declara: “Si perezco, que perezca; 3) Cuidado divino. En la hora tenebrosa que se dicta el decreto de muerte para todo el pueblo de Israel, Dios interviene y el decreto de muerte se vuelva en contra de los enemigos del pueblo de Dios.

CITA SELECTA.-

“Cuando llegó esta orden del rey, Vasti no la cumplió porque sabía que se había usado mucho vino y que Asuero estaba bajo la influencia del licor embriagante. Por respeto a su marido y a sí misma, decidió no dejar su lugar a la cabeza de las mujeres de la corte. El rey envió por la reina cuando ya no era él mismo, cuando su razón había sido destronada por la ingestión de bebida, a fin de que los hombres presentes en la fiesta, embrutecidos por el vino, pudiesen mirar su belleza. Ella actuó en armonía con una conciencia pura. Vasti rehusó obedecer la orden del rey, pensando que cuando volviera a razonar alabaría su forma de actuar. Pero el rey tenía malos consejeros. Arguyeron que esto sería un poder en mano de las mujeres que redundaría en su propio perjuicio”.

(CV 243).

OREMOS:

PADRE NUESTRO. AL INICIAR LA LECTURA DEL LIBRO DE ESTER, TE PEDIMOS QUE NOS AUMENTES LA FE PARA CONFIAR EN QUE ESTÁS AL CONTROL DEL UNIVERSO. QUE TU PODER NOS PROTEJA DE TODO MAL. POR JESÚS, AMÉN