DESAFÍO: CONFIAR EN DIOS EN TODA CIRCUNSTANCIAS

LEAMOS HOY 22 DE MARZO SALMOS 49.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Pero Dios rescatará mi vida del poder del Sepulcro. Y con Él me llevará” (Ver. 15).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 49.-

Este salmo es “sapiencial o de sabiduría”, porque trasmite enseñanzas. Las lecciones que debemos aprender son: No temer en tiempos de angustias y desgracias, porque tenemos la seguridad del cuidado amoroso de nuestro Padre Celestial; No confiar en las riquezas o posesiones, porque estás se pueden diluir en un instante; Nadie puede pagar a Dios por su rescate, porque el plan de redención de la muerte tiene un precio incalculable: LA SANGRE DEL HIJO DE DIOS; No confiar en sí mismo, porque la vida es efímera, sólo la vida eterna, cuando está anclada en Dios; Cuando morimos, no nos llevamos nada a la tumba, por lo que debemos devolver lo que le corresponde a Dios, y compartir los bienes que administramos en esta tierra, con los más necesitados; 6) Dios tiene poder para librarnos de la muerte eterna, y conducirnos a las moradas eternas. Analicemos dos frases:1) DIOS TIENE PODER PARA RESCATARNOS DEL SEPULCRO.- Según sea la voluntad de Dios, no existe enfermedad incurable, cáncer terminal, o cualquier dolor que Dios no pueda sanar. Las historias bíblicas lo demuestran: resurrección de muertos; curación de los males de Job; curación de la mujer con flujo de sangre; liberación de los demonios en aquellos que estaban poseídos; 2) CON ÉL ME LLEVARÁ.- Más allá de la muerte causada por cualquier adversidad, Dios ha prometido que seremos resucitados para vivir por la eternidad en su presencia.

CITA SELECTA.-

“Una de las verdades más solemnes y más gloriosas que revela la Biblia, es la de la segunda venida de Cristo para completar la gran obra de la redención. Al pueblo peregrino de Dios, que por tanto tiempo hubo de morar “en región y sombra de muerte”, le es dada una valiosa esperanza inspiradora de alegría con la promesa de la venida de Aquel que es “la resurrección y la vida” para hacer “volver a su propio desterrado”. La doctrina del segundo advenimiento es verdaderamente la nota tónica de las Sagradas Escrituras. Desde el día en que la primera pareja se alejara apesadumbrada del Edén, los hijos de la fe han esperado la venida del Prometido que había de aniquilar el poder destructor de Satanás y volverlos a llevar al paraíso perdido”. (CS 301).

ORACIÓN:

PADRE AMANTE. TE PEDIMOS PERDÓN POR HABER CONFIADO EN NUESTRAS CAPACIDADES, HABILIDADES Y POSESIONES TERRENALES. DECLARAMOS QUE SOLO TÚ TIENES EL PODER DE LIBRARNOS DE LA MUERTE. POR JESÚS, AMÉN.