DESAFÍO: CONFIAR EN DIOS EN TODA CIRCUNSTANCIAS

LEAMOS HOY 25 DE MARZO SALMOS 52.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Pero yo estoy como olivo verde en la casa de Dios; En EL GRAN AMOR DE DIOS confío eternamente y para siempre. (Ver. 8).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 52.-

Este salmo fue escrito para recordar un episodio muy difícil en la vida de David. Doeg, uno de los administradores de la casa de Saúl, se convirtió en un delator cuando informó a Saúl de la visita de David a Ahimelec el sacerdote. Saúl ordenó quitar la vida a los sacerdotes, pero ninguno de sus soldados obedeció el mandato, por esta razón, Doeg llevó a cabo personalmente el asesinato, y aniquiló a ochenta y cinco siervos de Dios. El salmo 52, es un canto que fortalece el espíritu ante enemigos inescrupulosos que desean dañarnos. Depositemos nuestra confianza en Dios, porque su misericordia es infinita: 1) SEAMOS COMO EL OLIVO VERDE.- El olivo es uno de los árboles que tienen más larga vida en Palestina, soporta las sequías mucho mejor que los cultivos de granos y su verdor es mucho más longevo. El olivo era fuente de muchos productos que ayudaban a la vida: Aceite de sabor y pureza inigualable, aceite para uso terapéutico, aceite para el alumbrado. Al compararse David como un olivo verde en el patio de la casa de Dios, resalta la prosperidad que disfrutaba en la presencia de Dios; 2) LA MISERICORDIA DE DIOS.– La base de la esperanza del oferente radica en la misericordia divina, en la cual confía “eternamente y para siempre”. La palabra hebrea “jesed” adquiere un significado más profundo cuando se la entiende como amor o clemencia; 3) CONFÍO EN DIOS.- Doeg confiaba en sus riquezas e influencia. Sin embargo, David confiaba en Dios y en su protección. ¿EN QUIÉN CONFIAMOS NOSOTROS? La palabra confianza en hebreo tiene el significa de “apresurarse a refugiarse, pero no tan precipitadamente” porque se cuenta con esa seguridad. Refugiémonos bajo la sombra de Dios.

CITA SELECTA.-

“Debemos recordar todas las bendiciones que recibimos de Dios; y al cerciorarnos de su gran amor, debiéramos estar dispuestos a confiar todas las cosas a la mano que fue clavada en la cruz en nuestro favor. El alma puede elevarse hacia el cielo en alas de la alabanza. Dios es adorado con cánticos y música en las mansiones celestiales”.

(CC 104).

ORACIÓN:

DIOS DE MISERICORDIA. INTERCEDEMOS POR NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS QUE ESTÁN SIENDO HOSTIGADOS Y MALTRATADOS, TE SUPLICAMOS QUE LES HAGAS JUSTICIA. TE SUPLICAMOS QUE AUMENTES NUESTRA CONFIANZA EN TUS DESIGNIOS Y CAMINOS. POR JESÚS, AMÉN.