DESAFÍO: TENER UNA COMUNIÓN DIARIA CON DIOS

LEAMOS HOY 5 DE ABRIL SALMOS 63.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas”. (Ver. 1).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 63.-

Este es uno de los salmos más tiernos. Crisóstomo dijo que el espíritu y alma de todo el Salterio están resumidos en este Salmo. El propósito básico del poema es expresar los deseos de buscar al Señor y mantenerse al amparo de su amor y misericordia, a pesar de la situación difícil de la vida. El himno consta de tres partes: el anhelo de David de estar con Dios; gozo en la comunión con el Señor; confianza en la destrucción final de los impíos y la certeza que saldrá victorioso, porque su vida está en las manos de Dios. David hace tres declaraciones que debiéramos imitarlas: 1) DIOS MÍO ERES TÚ.- A pesar que David estaba huyendo de Saúl y se había refugiado en el desierto de Judá, confiesa que tiene un Dios personal que protege; 2) BUSCAR A DIOS COMO LA PRIMERA ACTIVIDAD DEL DÍA.- David nos insta a “buscar a Dios como la primera actividad del día”. Antes de hacer el desayuno, antes de estudiar, antes de realizar las faenas diarias, antes de hacer la agenda del día, que nuestra primera actividad sea encontrar nos Dios. Elena White dice: “Diariamente debemos tener algo de alimento. Así también diariamente debemos comer de la Palabra de Dios para que la vida del alma pueda renovarse”; 3) ANHELEMOS A DIOS, COMO CUANDO SE TIENE SED EN EL DESIERTO. Apreciado hermano y hermana, que las crisis y las dificultades que estamos afrontando, nos conduzcan a buscar a Dios para ser saciados con el agua que brota para vida eterna: “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía” Sal 42:1. Así también diariamente debemos comer de la Palabra de Dios para que la vida del alma pueda renovarse.

CITA SELECTA.-

Cada familia debiera erigir su altar de oración… Si educan a sus hijos para que vivan solamente esta vida, no harán preparativos para la eternidad. Morirán como han vivido, sin Dios, y los padres serán llamados a responder por la pérdida de sus almas. Padres y madres, necesitáis buscar a a Dios por la mañana y por la noche, en el altar de la familia, para que podáis aprender a enseñar a vuestros hijos sabia, tierna y amorosamente”.

(CN 489).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. AVIVA EN NUESTRO SER EL DESEO DE BUSCARTE CADA MAÑANA COMO LA PRIMERA ACTIVIDAD DEL DÍA. PRODUCE EL DESEO DE TENER SED POR VIVIR EN TU PRESENCIA. POR JESÚS, AMÉN.