DESAFÍO: PRACTICAR LA ORACIÓN EN LA MAÑANA Y EN LA NOCHE

LEAMOS HOY 22 DE JUNIO SALMOS 141.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Que suba a tu presencia mi plegaria como una ofrenda de incienso; que hacia ti se eleven mis manos como un sacrificio vespertino.” (Ver. 2).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 141.-

El salmo 141 fue escrito por David probablemente cuando huía de Absalón. Esta poesía se divide en: 1) Súplica en la que le solicita a Dios que acepte su petición; 2) Petición por integridad al inclinar su corazón contra la iniquidad y la voluntad de aceptar corrección; 3) Declaración de confianza en la derrota de los impíos por la confianza puesta en Dios; 4) Petición por su defensa contra los impíos y por su muerte (vers. 8b-10). David pide que su oración ascienda hasta el trono de Dios, así como ascendía el incienso en el santuario, como símbolo de las oraciones del pueblo.

PRACTIQUEMOS LA ORACIÓN MATUTINA.- La primera actividad que debemos realizar al despertarnos en la mañana es comunicarnos con Dios por medio de la oración. Hablemos con Dios como cuando conversamos con un amigo. Expresemos nuestros planes, desafíos y tareas que pensamos desarrollar. El culto matutino, pidámosle que cuide a los miembros de nuestras familias.

PRACTIQUEMOS LA ORACIÓN VESPERTINA.- Después de haber realizado las actividades cotidiana de cada día, antes de ir a dormir, debemos juntarnos todos los miembros de la familia para que cada uno exprese la manera en que Dios nos dirigió y cuidó. 

CITA SELECTA.-

“Las horas designadas para el sacrificio matutino y vespertino se consideraban sagradas, y toda la nación judía llegó a observarlas como momentos dedicados al culto. Y cuando en tiempos posteriores los judíos fueron diseminados como cautivos en distintos países, aún entonces a la hora indicada dirigían el rostro hacia Jerusalén, y elevaban sus oraciones al Dios de Israel. En esta costumbre los cristianos tienen un ejemplo para su oración matutina y vespertina. Si bien Dios condena la mera ejecución de ceremonias que carezcan del espíritu de culto, mira con gran satisfacción a los que le aman y se postran de mañana y tarde, para pedir el perdón de los pecados cometidos y las bendiciones que necesitan”.

(Or 27).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. GRACIAS POR ESCUCHAR NUESTRAS ORACIONES QUE TE ELEVAMOS EN LA MAÑANA Y EN LA NOCHE.  TE PEDIMOS QUE BENDIGAS A NUESTROS HIJOS Y A TODOS LOS MIEMBROS DE NUESTRA FAMILIA. CUIDA LA VIDA DE NUESTROS HERMANOS, AMIGOS Y COMPAÑEROS PARA QUE NO SE CONTAGIEN DEL COVID-19. POR JESÚS, AMÉN.