¿QUÉ HACER CUANDO NOS SENTIMOS SOLOS O DESPROTEGIDOS?

LEAMOS HOY 23 JUNIO SALMOS 142.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Clamé a ti, oh Jehová; Dije: Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes” (Ver. 5).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 142.-  

El salmo 142 fue escrito por David cuando estuvo escondido en una cueva, rodeado de enemigos e incomprendido por sus amigos. El salmista siente una profunda soledad al ser perseguido, abandonado, pero clama a Dios para contar con su presencia. El salmo expresa: 1) Clamor al Señor, pidiendo ayuda y la declaración pública de su dependencia en Dios; 2) Lamento de que sus enemigos tratan de atraparlo y que no puede librarse y nadie lo cuida; 3) Una confesión de confianza en el Señor y la petición de que Dios lo favorezca y lo salve. Éste salmo nos incentiva a: CLAMAR POR AYUDA DIVINA.- Las dificultades son las oportunidades que Dios nos otorga para que dejemos de confiar en los hombres y orar a Dios por socorro, ayuda y solución para nuestros problemas. DEPOSITEMOS NUESTRA ESPERANZA EN DIOS.- Aumentemos nuestra fe en Dios, en las palabras que dijo su Hijo: ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (Lucas 11:11-13). 

CITA SELECTA.-

“Miramos a nuestro yo como si tuviéramos poder para salvarnos a nosotros mismos, pero Jesús murió por nosotros porque somos impotentes para hacer eso. En él están nuestra esperanza, nuestra justificación, nuestra justicia. No debemos desalentarnos y temer que no tenemos Salvador, o que él no tiene pensamientos de misericordia hacia nosotros. En este mismo momento está realizando su obra en nuestro favor, invitándonos a acudir a él, en nuestra impotencia, y ser salvados. Lo deshonramos con nuestra incredulidad. Es asombroso cómo tratamos a nuestro mejor Amigo, cuán poca confianza depositamos en Aquel que puede salvarnos hasta lo último y que nos ha dado toda evidencia de su gran amor.”

(CPI 83).

ORACIÓN:

PADRE. TE AGRADECEMOS POR EXTENDER TU GRACIA AL CONTESTAR NUESTRAS ORACIONES. UNIMOS NUESTRAS PLEGARIAS QUE SE ELEVAN EN TODO EL MUNDO PARA QUE PERMITAS QUE SE ENCUENTRA UNA CURA PARA EL COVID-19. ESCUCHA POR FAVOR NUESTRAS PLEGARIAS Y DALES CONSUELO A LOS QUE HAN PERDIDO SUS SERES AMADOS. POR JESÚS, AMÉN.