DESAFÍO: SOÑAR EN GRANDE, PARA SER CABEZA Y NO COLA

LEAMOS HOY 14 DE OCTUBRE ISAÍAS 54.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.” (Vers. 2).

COMENTARIO ISAÍAS 54.-

Isaías en el capítulo 54 expresa el eterno amor de Dios por su pueblo. Les recuerda que tiene firmado un pacto de paz, por lo tanto, el enojo no es duradero, Dios volverá a cumplir su promesa y el pueblo de Dios volverá del exilio babilónico. Así como Dios estableció un pacto con Noé para no destruir con agua este mundo. De la misma manera, no seremos destruidos, sino restaurados y restablecidos en el reino de Dios. Isaías les recuerda que Dios tiene firmado un pacto de paz, por lo tanto, Él volverá a cumplir su promesa y su pueblo volverá del exilio babilónico. Así también, Dios ha establecido un pacto con nosotros para no ser destruidos, sino restaurados y restablecidos en su reino. Dios nos hace dos desafíos:

1) “ENSANCHA TU TIENDA”.- Dios nos otorga habilidades y talentos para crecer en forma honesta y sana en todas las áreas de la vida: Espiritual, física, mental, social y familiar. Pongamos nuestros planes, proyectos y desafíos personas a los pies del Maestro, para que Él nos oriente en qué manera y forma crecer;

2) SEAMOS CABEZAS Y NO COLA.- Avancemos por fe y vivamos la promesa que Dios desea darnos prosperidad espiritual y material: “Y te pondrá el SEÑOR a la cabeza y no a la cola, sólo estarás encima y nunca estarás debajo, si escuchas los mandamientos del SEÑOR tu Dios que te ordeno hoy, para que los guardes cuidadosamente” (Deut. 28:13).

CITA SELECTA.-

Todo el capítulo 54 de Isaías es aplicable al pueblo de Dios, y se cumplirá cada especificación de la profecía. El Señor no abandonará a su pueblo en el tiempo de su prueba. Él dice: “Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias. Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo Jehová tu Redentor”. Estas palabras de consuelo, ¿son pronunciadas para los que están invalidando la ley de Dios? No, no. La promesa es para los que, en medio de la apostasía general, guardan los mandamientos de Dios y ensalzan la norma moral ante los ojos del mundo que ha abandonado la ley y ha quebrantado el pacto eterno.

(RH 20-8-1895).

OREMOS:

QUERIDO PADRE. TE AGRADECEMOS PORQUE TIENES PENSAMIENTOS DE PROSPERIDAD Y BIENESTAR PARA TUS HIJOS. INTERCEDEMOS POR TODOS NUESTROS HERMANOS, FAMILIARES Y AMIGOS, QUE TIENEN DESAFÍOS PERSONALES Y SUEÑOS DE PROGRESO. CONCÉDELES SU PETICIÓN. POR JESÚS, AMÉN.