DESAFÍO: SOLO DEBEMOS OBEDECER LOS MANDATOS DE DIOS

LEAMOS HOY 12 DE AGOSTO 1 REYES 13.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Cuando el profeta que lo había hecho volver de su viaje se enteró de eso, dijo: “Ahí tienen al hombre de Dios que DESAFIÓ LA PALABRA DEL SEÑOR. Por eso el Señor lo entregó al león, que lo ha matado y despedazado, como la palabra del Señor se lo había advertido.” (Ver. 26).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 1 REYES 13.-

No se menciona el nombre del profeta que Dios envió desde Judá, para que vaya hasta Betel, para que profetice contra el altar pagano que Jeroboam había erigido en Betel. Dios le dio dos indicaciones: NO DEBÍA comer, beber, ni recibir regalos por las señales que realizaría; NO DEBÍA volver por el mismo camino. Aunque Jeroboam le ofreció obsequiarle regalos, él no aceptó. Empero, desobedeció a su deber y cedió a las palabras de un hombre. Por su desobediencia, Dios permitió que sufriera el castigo de su transgresión, y murió atacado por un león.

Analicemos algunas lecciones: 1) Tres veces se menciona que el profeta OBEDECIÓ A DIOS; 2) Como resultado de obedecer a Dios, sus palabras se cumplieron y el altar se quebró; 3) Oró y la mano del rey fue restaurada; 4) Cuando obedecemos, podemos observar y disfrutar de las Obras que Dios realiza; 5) Cuando desobedecemos su Palabra, sufrimos bendiciones en esta tierra o perder el privilegio de vivir eternamente en el reino de los cielos.

CITA SELECTA.-

“Habría convenido al profeta perseverar en su propósito de regresar a Judea sin dilación. Mientras viajaba hacia su casa por otro camino, fue alcanzado por un anciano que se presentó como profeta y, mintiendo al varón de Dios, le declaró: “Yo también soy profeta como tú, y un ángel me ha hablado por palabra de Jehová, diciendo: Vuélvele contigo a tu casa, para que coma pan y beba agua.” El hombre repitió su mentira una y otra vez e insistió en su invitación hasta persuadir al varón de Dios a que volviese. Por el hecho de que el profeta verdadero se dejó inducir a seguir una conducta contraria a su deber, Dios permitió que sufriera el castigo de su transgresión. Mientras él y el hombre que le había invitado a regresar a Betel estaban sentados juntos a la mesa, la inspiración del Todopoderoso embargó al falso profeta, “Así dijo Jehová: Por cuanto has sido rebelde al dicho de Jehová, y no guardaste el mandamiento que Jehová tu Dios te había prescrito, … no entrará tu cuerpo en el sepulcro de tus padres”.

(PR 77)

ORACIÓN:

PADRE, TE PEDIMOS QUE NOS AYUDES A OBEDECER LA TOTALIDAD DE TUS MANDATOS E INSTRUCCIONES. QUE PODAMOS DISCERNIR LAS TENTACIONES SATÁNICAS PARA NO SEPARARNOS DE TU GRACIA. POR JESÚS, AMÉN.