DESAFÍO: IMITAR LA VIDA DE AHÍAS, HIJO DE JEROBOAM, QUE SU CONDUCTA FUE DIFERENTE AL DE SU FAMILIA

LEAMOS HOY 13 DE AGOSTO 1 REYES 14.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Entonces todos los israelitas harán duelo por él y lo sepultarán. De la familia de Jeroboam sólo él será sepultado, porque en esa familia SÓLO ÉL HA COMPLACIDO AL SEÑOR, Dios de Israel”.  (Ver. 13).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 1 REYES 14.-

Jeroboam le pide a su esposa que vaya a Siló a consultar a Abías, para conocer si el hijo que estaba enfermo se sanaría. La esposa tuvo que cruzar la frontera y llegar al reino de Sur, donde se encontraba la ciudad de Siló. Para no ser reconocida y ser tomada como prisionera, tuvo que disfrazarse. Sin embargo, antes que llegara a la casa del profeta, Dios le anunció que la esposa de Jeroboam llegaría a su casa disfrazada. Apenas escuchó los pasos que se acercaban, Abías, le dijo que no debía disfrazarse, porque Dios le había anunciado quién era ella.

El profeta le da tres mensajes: 1) Se le recuerda a Jeroboam que Dios fue quien lo puso como rey. Sin embargo, él rey había caído en una idolatría peor que sus antecesores, porque construyó dos becerros de oro; 2) Le profetiza que en el momento que la esposa llegue a su casa, su hijo moriría. Por esta razón, en cuanto la esposa puso los pies en el umbral de la puerta, el hijo falleció; 3) Se anuncia que éste hijo sería el único de la familia de Jeroboam que sería enterrado con honores, porque él se había mantenido fiel a Dios.

Imitemos a Ahías: 1) Dios puede darnos fortaleza para no CONTAMINARNOS, con el lenguaje soez, la moda mal sana, costumbres inmorales y con todo aquello que ensucia los pensamientos; 2) Seamos ejemplos de cambio para nuestra familia y entorno, “rememos contra la corriente”, con el fin de ser aprobados por Dios; 3) Aún en la apostasía del Pueblo de Dios y de nuestras familias, se deben levantar modernos Ahías, para restaurar las verdades bíblicas.

CITA SELECTA.-

“La apostasía introducida durante el reinado de Jeroboam se fue haciendo cada vez más pronunciada, hasta que finalmente resultó en la destrucción completa del reino de Israel. Aun antes de la muerte de Jeroboam, Ahías, anciano profeta de Silo que muchos años antes había predicho la elevación de Jeroboam al trono, declaró: “Jehová sacudirá a Israel, al modo que la caña se agita en las aguas: y él arrancará a Israel de esta buena tierra que había dado a sus padres.

(PR 78.2)

ORACIÓN:

SEÑOR. QUE NUESTRA VIDA PUEDA COMPLACERTE, QUE TE AGRADE NUESTRA CONDUCTA, Y QUE TU GRACIA NOS AYUDE A SER INSTRUMENTOS DE SALVACIÓN PARA NUESTRAS FAMILIAS, POR JESÚS, AMÉN.