DESAFÍO: NO REPETIR LA IDOLATRÍA DE LOS REYES DESOBEDIENTES DEL NORTE Y DEL SUR DE ISRAEL

LEAMOS HOY 14 DE AGOSTO 1 REYES 15.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Asá hizo lo que AGRADA al Señor, como lo había hecho su antepasado David. (Ver. 11).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 1 REYES 15.-

Este capítulo menciona a dos reyes del Sur de Israel: 1) El rey Abías. Gobernó solo tres años. En este corto tiempo, se resalta que cometió los mismos pecados en el que cayó su padre Roboam. La historia sagrada resalta que por amor a David y por el pacto que se había establecido con su descendencia, no fueron aniquilados, ni llevados al exilio; 2) Aza. Fue el primer rey niño de Judá y el primer reformador religioso: hizo lo que al Señor le agrada, destituyó de los privilegios de reina a su abuela por construir una imagen pagana, y depositó en el templo de Dios, todos los regalos de oro y plata. Sin embargo, cuando Basá, rey del norte, fue a atacarlo, en lugar de confiar en Dios, depositó su confianza en Ben Adad, rey de Siria para que lo protegiera de la invasión de Basá.

Luego, se menciona a dos reyes del reino del Norte de Israel: 1) Nadab. Era hijo de Jeroboam, reinó solo dos años, y repitió los mismos pecados que su padre. Nadab fue derrocado por Basá, quien destruyó toda la dinastía de Jeroboam, como lo había profetizado Ahías; 2) Basá. Inicia una nueva dinastía en el reino del Norte. Continuó con los mismos pecados de adoración a dioses paganos. 

CITA SELECTA.-

“Por cuanto te has apoyado en el rey de Siria, y no te apoyaste en Jehová tu Dios, por eso el ejército del rey de Siria ha escapado de tus manos. Los Etíopes y los Libios, ¿no eran un ejército numerosísimo, con carros y muy mucha gente de a caballo? con todo, porque te apoyaste en Jehová, él los entregó en tus manos. Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para corroborar a los que tienen corazón perfecto para con él. Locamente has hecho en esto; porque de aquí adelante habrá guerra contra ti”. En vez de humillarse delante de Dios por haber cometido este error, “enojado Asa contra el vidente, lo echó en la casa de la cárcel, porque fue en extremo conmovido a causa de esto. “El año treinta y nueve de su reinado enfermó Asa de los pies para arriba, y en su enfermedad no buscó a Jehová, sino a los médicos”. El rey murió el cuadragésimo primer año de su reinado y le sucedió Josafat, su hijo”. 

(PR 83).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. LA HISTORIA DE LOS REYES NOS ESTÁN ENSEÑANDO QUE SATANÁS TIENE MUCHAS MANERAS PARA HACER CAER EN LA IDOLATRÍA. QUE EL ESTUDIO DE TU PALABRA NOS ADVIERTA DE ESTE PECADO. POR JESÚS, AMÉN.