PARA GRANDES MALES, DIOS TIENE GRANDES SOLUCIONES

LEAMOS HOY 16 DE AGOSTO 1 REYES 17.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. (Ver. 14).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 1 REYES 17.-

En el capítulo 17, Acab aparece en la historia bíblica sin ninguna introducción: “Ahora bien, Elías, el de Tisbé de Galaad, fue a decirle a Acab: “Tan cierto como que vive el Señor, Dios de Israel, a quien yo sirvo, te juro que no habrá rocío ni lluvia en los próximos años, hasta que yo lo ordene” (Ver. 1). Elías es el primer profeta con un ministerio extenso que Dios envía al reino del Norte. “Entre las montañas de Galaad, al oriente del Jordán, moraba en los días de Acab un hombre de fe y oración cuyo ministerio intrépido estaba destinado a detener la rápida extensión de la apostasía en Israel. Alejado de toda ciudad de renombre y sin ocupar un puesto elevado en la vida, Elías el tisbita inició sin embargo su misión confiando en el propósito que Dios tenía de preparar el camino delante de él y darle abundante éxito”. Elías usaba una frase que denotaba la integridad de su vida: “Vive Jehová, en cuya presencia estoy”, el alcance de ésta frase denota que su vida era transparente, porque Dios era quien avalaba su conducta. En las primeras experiencias de Elías, se observa que Dios suple sus necesidades por medio de cuervos, aves que son consideradas del mal agüero y que se alimentan de carroña. También Dios le ordena que hable con una viuda y que se hospede en su casa, a pesar que no era del pueblo de Israel, era una mujer piadosa con adoraba a Dios.

CITA SELECTA.-

“Elías se sentía abrumado de pesar. Con angustia en el alma rogaba a Dios que detuviese en su impía carrera al pueblo una vez favorecido, que le enviase castigos si era necesario, para inducirlo a ver lo que realmente significaba su separación del Cielo. Anhelaba verlo inducido al arrepentimiento antes de llegar en su mal proceder al punto de provocar tanto al Señor que lo destruyese por completo. La oración de Elías fue contestada. Las súplicas, reprensiones y amonestaciones que habían sido repetidas a menudo no habían inducido a Israel a arrepentirse. Había llegado el momento en que Dios debía hablarle por medio de los castigos… Se iba a demostrar a las tribus apóstatas de Israel cuán insensato era confiar en el poder de Baal para obtener bendiciones temporales”.

(PR 88).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. TE PEDIMOS QUE NOS AUMENTES LA FE, PARA CONFIAR QUE TIENES PODER Y PUEDES USAR INSTRUMENTOS INSOSPECHADOS PARA SOCORRERNOS, Y QUE ESTÁS AL CONTROL DEL UNIVERSO. POR JESÚS, AMÉN