DESAFÍO: OBEDECER TODOS LOS MANDATOS DIVINOS

LEAMOS HOY 19 DE AGOSTO 1 REYES 20.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “El hombre de Dios se presentó ante el rey de Israel y le dijo: «Así dice el Señor: “Por cuanto los sirios piensan que el Señor es un dios de las montañas y no un dios de los valles, yo te voy a entregar este enorme ejército en tus manos, y así sabrás que yo soy el Señor”. (Ver. 28). 

COMENTARIO HISTÓRICO DE 1 REYES 20.-

A pesar de la apostasía de Acab y de la mayoría de sus súbditos del reino del Norte, cuando el ejército sirio, comandado por el rey Ben Adad junto con treinta y dos reyes decidieron invadir Samaria, Dios, en su gran misericordia decidió librarlos, con el propósito que lo reconozcan como el único Dios verdadero y que abandonen la idolatría pagana. Un profeta enviado por Dios le anuncia a Acab que tendrían una gran victoria a pesar de tener un ejército pequeño. El rey, que estaba temeroso de ese gran ejército le preguntó la profeta: “Quien debía encabezar la batalla, la respuesta fue que él, como rey, debía dirigir el ejército. La victoria fue rotunda, apenas pudo escapar Ben Hadad con sus jinetes. Al siguiente año, Ben Adad, preparó un ejército más numeroso, y por consejo de sus asesores cambió de las montañas a los valles para la batalla. Por segunda vez, un profeta le anticipa a Acab que derrotará a los sirios, porque ellos creían que Dios tenía solo poder en las montañas y no en los valles. Cien mil hombres fueron derrotados, de los cuales veinte mil murieron por la mano directa de Dios, al caer el muro sobre ellos. El error de Acab fue dejar libre a Ben Adad. Sin embargo, en lugar de pedir perdón a Dios, el texto concluye diciendo: “El rey de Israel se fue a su casa malhumorado y muy irritado, y entró en Samaría”.

CITA SELECTA.-

“Nadie se engañe a sí mismo con la creencia de que una parte de los mandamientos de Dios no es esencial, o que él aceptará un sustituto en reemplazo de lo que él ha ordenado. El profeta Jeremías dijo: “¿Quién puede decir que algo sucede sin que el Señor lo mande?” Lamentaciones 3:37. Dios no ha puesto ningún mandamiento en su Palabra que los hombres puedan obedecer o desobedecer a voluntad sin sufrir las consecuencias. Si el hombre elige cualquier otro camino que no sea el de la estricta obediencia, encontrará que “su fin son caminos de muerte”. Proverbios 14:12.

(PP 329).

ORACIÓN:

DIOS TODOPODEROSO. TE PEDIMOS QUE NOS AYUDES A NO REPETIR LOS ERRORES DE ACAB. QUE PODAMOS CONOCER TU VOLUNTAD MEDIANTE EL ESTUDIO DE LA BIBLIA Y QUE PODAMOS OBEDECER TODOS TUS MANDATOS. POR JESÚS, AMÉN.