DIOS TIENE CONTROL DE TODO EL UNIVERSO

LEAMOS HOY 29 DE AGOSTO 2 REYES 8.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Jazael exclamó: ¡Qué es este servidor de usted sino un pobre perro! ¿Cómo es posible que haga tal cosa? Entonces Eliseo le declaró: —El Señor me ha revelado que vas a ser rey de Siria”. (Ver. 13).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 REYES 8.-

La narrativa bíblica se inicia con el relato de la devolución de los bienes de la sunamita, quien se había trasladado a Filistea por siete años, porque la hambruna azotaría a Israel. En segundo lugar, se relata el caso singular del viaje de Eliseo a Damasco, la capital de Siria, el texto bíblico no menciona el motivo del viaje del profeta a un país extranjero. Ben-adad, rey de Siria al enterarse que el profeta estaba en Damasco, envió a Jazael con cuarenta camellos cargados de lo mejor de Siria como un presente a Eliseo. Además, le envía a preguntar si sanaría de su enfermedad. Eliseo le comunica a Jazael que por voluntad divina sería nuevo rey de Siria. Aunque Jazael se consideraba una persona insignificante, sería coronado como rey. El error de Jazael fue no esperar el cumplimiento de la profecía, sino que se apresuró y mató a Ben Adad para ocupar su lugar. Por último, se menciona a Joram y Ocozías reyes de Judá, quienes siguieron la conducta idolátrica de los reyes de Israel.

CITA SELECTA.-

“Presentad a Dios vuestras necesidades, tristezas, gozos, cuidados y temores. No podéis agobiarle ni cansarle. El que tiene contados los cabellos de vuestra cabeza no es indiferente a las necesidades de sus hijos. “Porque el Señor es muy misericordioso y compasivo.”12 Su amoroso corazón se conmueve por nuestras tristezas y aun por nuestra presentación de ellas. Llevadle todo lo que confunda vuestra mente. Ninguna cosa es demasiado grande para que El no la pueda soportar, pues sostiene los mundos y rige todos los asuntos del universo. Ninguna cosa que de alguna manera afecte nuestra paz es tan pequeña que El no la note. No hay en nuestra experiencia ningún pasaje tan obscuro que El no lo pueda leer, ni perplejidad tan grande que no la pueda desenredar. Ninguna calamidad puede acaecer al más pequeño de sus hijos, ninguna ansiedad puede asaltar el alma, ningún gozo alegrar, ninguna oración sincera escaparse de los labios, sin que el Padre celestial lo note, sin que tome en ello un interés inmediato. El “sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.” 

(El Camino a Cristo. 100).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. ALABAMOS TU NOMBRE, PORQUE TÚ PONES Y QUITAS REYES. TE PEDIMOS POR LOS GOBERNANTES DE NUESTROS PAÍSES, PARA QUE DIRIJAN A NUESTRAS NACIONES POR EL CAMINO DE LA PAZ. POR JESÚS, AMÉN.