INTERROGANTE: ¿POR QUÉ DESPUÉS DE CONSAGRARNOS VIENEN PRUEBAS DIFÍCILES?

LEAMOS HOY 15 DE NOVIEMBRE 2 CRÓNICAS 32.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Después de semejante muestra de fidelidad por parte de Ezequías, Senaquerib, rey de Asiria, marchó contra Judá y sitió las ciudades fortificadas, dispuesto a conquistarlas”. (Ver. 1).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 2 CRÓNICAS 32.- 

El capítulo se inicia con estas frases aparentemente desastrosas: “Después de estas cosas y de esta fidelidad, vino Senaquerib rey de los asirios e invadió a Judá, y acampó contra las ciudades fortificadas, con la intención de conquistarlas”. Para enfrentar la invasión de Senaquerib, Ezequías convocó a los príncipes y hombres valientes para evaluar la situación y tomar decisiones para enfrentar al enemigo. Trabajaron en dos frentes: 1) HIZO TODO LO QUE ERA HUMANAMENTE POSIBLE. Desarrolló una estrategia de protección y combate: segó los pozos de agua que se encontraban afuera de los muros, reconstruyó la muralla, puso torres en los muros, construyó un muro interior, y fabricó armas de guerra; 2) DEPOSITÓ SU CONFIANZA EN DIOS. Hizo la siguiente declaración: “No se asusten ni se acobarden ante el rey de Asiria y su numeroso ejército, porque nosotros contamos con alguien que es más poderoso, Él se apoya en la fuerza humana, mientras que nosotros contamos con el Señor nuestro Dios, quien nos brinda su ayuda y pelea nuestras batallas.”  (Vers. 7, 8). Recordemos que las pruebas surgen para que alabemos a Dios por su poder en beneficio de sus hijos. Si no tuviéramos pruebas, no observaríamos la forma en que Dios nos guía, protege y libra.

CITA SELECTA.-

“Pronto llegaron a Senaquerib, que estaba todavía guardando el camino de Judea a Egipto, las noticias referentes a ese terrible castigo del ejército que había sido enviado a tomar Jerusalén. Sobrecogido de temor, el rey asirio apresuró su partida…De acuerdo con la profecía que había sido pronunciada acerca de su fin repentino, fue asesinado por los de su propia casa… El Dios de los hebreos había prevalecido contra el orgulloso asirio. El honor de Jehová había quedado vindicado en ojos de las naciones circundantes. En Jerusalén el corazón del pueblo se llenó de santo gozo. Sus fervorosas súplicas por liberación habían sido acompañadas de la confesión de sus pecados y de muchas lágrimas”.

(PR 267).

ORACIÓN:

DIOS. AUMÉNTANOS LA FE PARA CONFIAR QUE TODO ESTÁ BAJO TU CONTROL. QUE LAS PRUEBAS QUE NOS SUCEDAN, SIRVAN PARA COMPROBAR QUE NOS AMAS Y QUE PERMITAN VER TUS MILAGROS EN NUESTRO BENEFICIO. POR JESÚS, AMÉN.