DESAFÍO: DISFRUTAR SABIAMENTE DE LA JUVENTUD

LEAMOS HOY 11 DE ENERO JOB 20.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “El vigor juvenil que hoy sostiene sus huesos un día reposará en el polvo con él”. (Ver. 11).

COMENTARIO HISTÓRICO JOB 20.-

El vigor que se tiene en la juventud puede ser mal enfocada, ocasionando la destrucción de la vida. Enunciemos algunos errores que se cometen en la juventud: 1) Olvidarse de Dios pensando que la juventud es eterna: “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que lleguen los días malos y vengan los años en que digas: No encuentro en ellos placer alguno” (Ecl 12:1); 2) Escoger una profesión sin considerar el servicio a Dios y a la humanidad, esta decisión sin la aprobación divina, produce frustración profesional, y muchas veces no se llega a ejercer la profesión; 3) Escoger al compañero (a) de toda la vida sin consultar: “Los jóvenes creen con demasiada frecuencia que la entrega de sus afectos es un asunto en el cual tienen que consultarse únicamente a sí mismos, un asunto en el cual no deben intervenir ni Dios ni los padres. Mucho antes de llegar a la edad madura, se creen competentes para hacer su propia elección sin la ayuda de sus padres. Suelen bastarles unos años de matrimonio para convencerlos de su error; pero muchas veces es demasiado tarde para evitar las consecuencias perniciosas. La falta de sabiduría y dominio propio que los indujo a hacer una elección apresurada agrava el mal hasta que el matrimonio llega a ser un amargo yugo. Así han arruinado muchos su felicidad en esta vida y su esperanza de una vida venidera”. (HC, 67). ¿Cómo disfrutar de su juventud?: 1) Vivir con Dios: “Acuérdate de tu Creador ahora que eres joven y que aún no han llegado los tiempos difíciles; ya vendrán años en que digas: No me trae ningún placer vivirlos”; 2) “Huye, pues, de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro”; 3) Escucha los consejos de Dios, de tus padres y de personas sabias.  

CITA SELECTA.-

“La religión de Cristo no borra, ni siquiera debilita, una sola facultad. No incapacita al individuo para gozar de la verdadera felicidad; no ha sido designada para disminuir nuestro interés en la vida o para hacernos indiferentes a las demandas de los amigos y la sociedad. No cubre la vida de cilicio; no se la expresa en profundos suspiros y gemidos. No, no; aquellos para quienes Dios es lo primero, lo último y lo mejor, son las personas más felices del mundo”.

(MJ 27).

ORACIÓN:

QUERIDO PADRE, INTERCEDEMOS POR LA JUVENTUD DE TU IGLESIA, ALÉJALOS DEL MAL Y QUE NO CAIGAN EN TENTACIÓN. QUE APRENDAN A CONOCER TU VOLUNTAD Y A VIVIR EN SANTIDAD, POR JESÚS, AMÉN.