INTERROGANTE: ¿QUÉ SOMOS A LA VISTA DE DIOS?

LEAMOS HOY 16 DE ENERO JOB 25.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Mucho menos el hombre, simple gusano; ¡mucho menos el hombre, miserable lombriz!” (Ver. 6).

COMENTARIO HISTÓRICO DE JOB 25.-

Bildad, se equivocó al asegurar que los seremos humanos somos gusanos o lombrices. Este concepto erróneo es sostenido por algunas personas, porque creen que son insignificantes, y que son seres que aparecieron accidentalmente. La teoría de la evolución señala que somos seres evolucionados, que la vida se inició con una célula y que, a través de periodos de millones de años, se evolucionó de seres sencillos a seres complejos, pasando por diversos primates, hasta que se llegó al hombre, por lo tanto, el ser humano es un accidente en la cadena geológica y evolutiva que. Spinoza dice que el hombre, “Es un animal que sabe que va a morir, que tiene impulsos, pasiones, iras, y tanta violencia, tanto miedo, tantos deseos que lo hacen peligroso para él mismo, para los demás y para el mundo”. La Biblia presenta al ser humano en la siguiente perspectiva: 1) Cuando el ambiente físico y el ambiente natural fueron creado ENTONCES dijo Dios: hagamos al hombre, por tanto, el ser humano es la corona de la creación, todo fue creado para que ellos pudieran vivir en felicidad; 2) Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios (Gén 1:26); 3) Tenemos un rango importante, porque la inspiración bíblica dice que fuimos creados un poco menor que los ángeles (Sal 8:5); 4) Somos de gran estima y honorables a la ojos de Dios (Sal 43:4); 5) Dios nos ama con un amor incondicional y eterno, por esa razón envió a su hijo para que pueda morir por nuestros pecados (Juan 3:16); 6) Dios nos perdona (Sal 103: 3); 7) Dios nos llevará a vivir por la eternidad a su presencia (Juan 17:24). 

CITA SELECTA.-

“Pero este gran sacrificio no fue hecho para crear amor en el corazón del Padre hacia el hombre, ni para moverle a salvarnos. ¡No! ¡No! “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito.”14 Si el Padre nos ama no es a causa de la gran propiciación, sino que El proveyó la propiciación porque nos ama. Cristo fue el medio por el cual el Padre pudo derramar su amor infinito sobre un mundo caído. “Dios estaba en Cristo, reconciliando consigo mismo al mundo.”15 Dios sufrió con su Hijo. En la agonía del Getsemaní, en la muerte del Calvario, el corazón del Amor infinito pagó el precio de nuestra redención.”. 

(CC 13).

OREMOS:

PADRE NUESTRO. GRACIAS PORQUE LA BIBLIA DICE QUE SOMOS IMPORTANTES A TUS OJOS, QUE NOS AMAS, SALVAS, REDIMES Y ESTÁS PREPARANDO UN LUGAR ESPECIAL PARA QUE VIVAMOS CONTIGO POR LA ETERNIDAD. POR JESÚS, AMÉN.