DESAFÍO: VIVIR EN FORMA SABIA LA JUVENTUD Y LA EDAD ADULTA

LEAMOS HOY 23 DE ENERO JOB 32.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Y habló Eliú hijo de Baraquel de Buz: “Yo soy muy joven, y ustedes ancianos; por eso me sentía muy temeroso de expresarles mi opinión (Ver. 6).

COMENTARIO HISTÓRICO DE JOB 32.-

Eliú era el más joven del grupo en estos diálogos, y según la costumbre del Medio Oriente, los jóvenes tenían que respetar a los mayores incluso en el turno para hablar. Hoy en día, la juventud es sinónimo de desafío, energía, belleza, salud, y potencialidad encerrada lista para manifestarse al mundo. Para que la etapa de la juventud sea bien capitalizada, le sugiero apreciado joven y señorita que pongas en práctica estos consejos bíblicos: 1) Vivir al lado de Dios en la etapa de la juventud (Ecle 12:1); 2) Que la Palabra de Dios sea vuestra guía (1 Juan 2:14) (Isa 40:30, 31); 3) Obtener fuerzas para vencer al maligno (1 Juan 2:13); 4) Cuando te sientas sin fuerzas, encuentra la fortaleza en Dios. “El joven que halla su gozo en leer la Palabra de Dios y en la hora de la oración, será constantemente refrescado por los sorbos de la fuente de la vida. Logrará una altura de excelencia moral y una amplitud de pensamiento que otros no pueden concebir”. (MJ, 245).

Para vivir feliz en la edad adulta, extraemos los siguientes consejos bíblicos: 1) Amar a la pareja conyugal con un amor incondicional (Efe 5: 22-33); 2) Educar a los hijos en el temor de Dios (Deut 6:4-9); 3) Confiar en los cuidados y protección divinos (Mat 6:25-39); 4) Obedecer los mandatos divinos (Ecle 12:13, 14). 

CITA SELECTA.-

“La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos. Pero semejante carácter no es el resultado de la casualidad; no se debe a favores o dones especiales de la Providencia. Un carácter noble es el resultado de la autodisciplina, de la sujeción de la naturaleza baja a la superior, de la entrega del yo al servicio de amor a Dios y a la humanidad”. 

(ED 54).

ORACIÓN:

DIOS DE AMOR, TE SUPLICAMOS POR NUESTRA HERMOSA JUVENTUD, CONSÉRVALOS EN TU AMOR Y SALVACIÓN. TAMBIÉN TE PEDIMOS POR NUESTROS HERMANOS ADULTOS, PARA QUE CULTIVEMOS LA HONRADEZ, INTEGRIDAD Y FIDELIDAD A TUS PRINCIPIOS. POR JESÚS, AMÉN.