ESTAR CON LOS QUE CANTEN EL CÁNTICO DEL CORDERO

LEAMOS HOY 30 DE JUNIO SALMOS 149.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!  Canten al Señor un cántico nuevo, alábenlo en la comunidad de los fieles” (Ver. 1).

COMENTARIO HISTÓRICO DE SALMOS 149.-

EL salmo 149 muestra júbilo y exhorta a alabar a Dios, en atención a los favores recibidos y a las victorias futuras sobre los enemigos. El salmo empieza y termina con ¡Aleluya! No se sabe la fecha, pero el contenido puede sugerir el tiempo de Esdras y Nehemías. Este Salmo tiene dos secciones iguales, siendo el versículo 5 un eje entre ellas. Probablemente el cántico nuevo tenga en cuenta el segundo éxodo de la salida de Babilonia hacia la tierra prometida. CÁNTICO NUEVO CADA MAÑANA.- Adquiramos el hábito de tener cada mañana un nuevo cántico de gratitud a Dios. Como las misericordias de Dios son nuevas cada mañana, nuevas deberían ser también nuestra alabanza. Al despertar cada mañana expresemos gratitud por: 1) Amanecer con vida; 2) Estar con salud; 3) Tener alimentos para el desayuno; 4) Tener una familia; 5) Tener un trabajo; 6) Tener un intercesor en los cielos. POR LA GRACIA DE DIOS CANTAREMOS EL CÁNTICO NUEVO DEL CORDERO.- Vivamos por fe esta escena futura: “Y vi también como un mar de cristal mezclado de fuego, y a los que habían triunfado de la Bestia y de su imagen y de la cifra de su nombre, de pie junto al mar de cristal, llevando las cítaras de Dios. Y cantan el cántico de Moisés, siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor, Dios omnipotente, justos y verdaderos tus caminos, ¡oh Rey de los siglos!” Apocalipsis 15:2, 3.

CITA SELECTA.-

“El ´canto nuevo´ es la proclamación gozosa de una “nueva” acción de Dios que establece un ´nuevo´ orden de cosas en la creación o en la historia. La historia de la iglesia en la tierra y la iglesia redimida en el cielo tienen su centro en la cruz del Calvario. Este es el tema, éste es el canto Cristo el todo y en todo, en antífonas y alabanzas que resuenan por los cielos entonadas por millares y por diez mil veces diez mil, y una innumerable compañía de la hueste de los redimidos. Todos se unen en este cántico de Moisés y del Cordero. Es un cántico nuevo, porque nunca antes se ha entonado en el cielo”.

(Testimonios para los Ministros, 440).

ORACIÓN:

PADRE ETERNO. ALABAMOS TU NOMBRE PORQUE RENUEVAS TU GRACIA CADA DÍA. QUE TU ESPÍRITU SANTO AVIVE EL RECONOCER TUS CUIDADOS Y TU MISERICORDIA. PON CADA MAÑANA UN CÁNTICO DE GRATITUD POR LA VIDA Y POR TUS ABUNDANTES BENDICIONES. POR JESÚS, AMÉN.