INTERROGANTE: ¿CÓMO TRANSITAR POR EL CAMINO DE LA SANTIDAD?

LEAMOS HOY 25 DE SEPTIEMBRE ISAÍAS 35.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará” (Ver. 8).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ISAÍAS 35.-

En el capítulo 35 se profetiza el florecimiento de Israel. El pueblo de Dios retornaría en el segundo éxodo, pero ya no sería por el árido desierto, sino que el desierto producirá arroyos para que esté alfombrado de flores primaverales como el narciso o lirio, para que puedan volver en paz y felicidad. Mientras vivamos en este mundo, debemos caminar en santidad: 1) TRANSITAMOS POR EL CAMINO DE SANTIDAD CUANDO CONTEMPLAMOS LA ETERNIDAD Y PUREZA DE DIOS.- Mientras más tiempo meditemos en Dios, aborreceremos el pecado y anhelaremos que Dios nos imparta su santidad; 2) TRANSITAMOS POR EL CAMINO DE SANTIDAD CUANDO NUESTROS PENSAMIENTOS SON SANTOS.– Siendo que todos los actos se procesan primero por la mente, no permitamos que los pensamientos pecaminosos se aniden en nuestra mente, por eso, pidamos a Dios pensamientos santos; 3) TRANSITAMOS POR EL CAMINO DE SANTIDAD CUANDO NUESTROS SENTIDOS SON SANTOS.- Cuidemos las avenidas del alma, para que nuestros sentidos sean santificados por Dios.

CITA SELECTA.-

“Si se pudiese persuadir a los jóvenes a asociarse con los puros, reflexivos y amables, el efecto sería muy saludable. Si eligen compañeros que temen al Señor, su influencia los conducirá a la verdad, al deber y a la santidad. Una vida verdaderamente cristiana es un poder para el bien. Pero, por otro lado, los que se asocian con hombres y mujeres de moral dudosa, de costumbres y principios malos, no tardarán en andar en la misma senda. El impulso de las tendencias del corazón natural es hacia abajo. El que se asocia con los escépticos no tardará en llegar a ser escéptico; el que elija la compañía de los viles, llegará seguramente a ser vil. El andar en el consejo de los impíos es el primer paso en la senda que conduce al camino de los pecadores y a sentarse con los escarnecedores”

(CPI 290).

OREMOS:

DIOS NUESTRO Y PADRE DE AMOR. GRACIAS POR ABRIRNOS POR MEDIO DE CRISTO, UN CAMINO DIRECTO A LA SALVACIÓN. TE PEDIMOS QUE MANTENGAS NUESTROS PENSAMIENTO PUROS Y NUESTROS SENTIDOS SANTOS, PARA CAMINAR POR LA SENDAS DE LA SANTIDAD. POR JESÚS, AMÉN.